• La cruda verdad sobre la Biblia: genocidio, amor y regalos

      Hay tres cosas muy importantes sobre la ley de Dios que amplían nuestro conocimiento y rompen todo prejuicio acerca de la Biblia: 1. LA...

  • Este mundo no es nuestro hogar

      Cuando el Espíritu viene como un torrente de lluvia, Él despertará a la novia de Cristo con un clamor. ¿Qué clamará el Espíritu?: “¡Aquí...

  • ¿Cómo podemos glorificar a Dios con un matrimonio después de un divorcio?

    El propósito de este artículo no es tratar la posibilidad del divorcio, sino más bien a hablar a aquellas personas que son divorciadas y tienen...

  • 3 Cosas que nunca habías escuchado acerca del aborto

      Existen tres verdades ocultas acerca del aborto, que transforman completamente la visión que tenemos sobre los ovarios, el sexo y la vida: 1. LA...

  • La mujer cristiana y el feminismo

      ¿Por qué debemos hablar de feminismo con mujeres cristianas? ¿No se supone que, una vez convertidas, nuestras afiliaciones o prácticas a dicha corriente cesan...

  • ¿Por qué Dios dejo que me enamorara?

    Cada vez que pienso en temas para noviazgo se me vienen una gran cantidad de preguntas que en algún momento me hice cuando soltero o...

  • 10 cosas que deberías saber sobre la omnisciencia de Dios

    El salmista declara que “grande es nuestro Señor, y muy poderoso; su entendimiento es infinito” (Sal. 147:5). A menudo hablamos de lo que sabemos y...

  • Justificación y santificación: ¿Cuál es la diferencia?

    La justificación no es la santificación. La santificación no es la justificación. Aunque ambas pertenecen al ‘ordo salutis’ (orden de la salvación), hay que distinguirlas...

  • ¿Cómo sé si debo terminar con mi novio?

      Una difícil decisión que enfrenta una mujer soltera en Cristo es el tener que terminar con su novio. Ciertamente vivimos en una época de...

  • Un Yugo desigual, es un Yugo desigual

      Este es uno de esos artículos con los que no me voy a hacer popular entre los solteros y la verdad nunca lo he...

  • Una confesión con confianza

      El salmo 51 es un pasaje famoso porque es un salmo muy humano. Lo usamos mucho en nuestras liturgias y oraciones de confesión. Nos...

  • No debes estar Sorprendidos

      Debo preguntarte: Cuando golpea la tormenta, ¿vas al Señor en oración? Si es así, entonces estás obteniendo fuerzas, porque tu mente está fijándose en...

  • La pareja perfecta no te completará

    Hay pocos malestares como el dolor de la soledad. Esa experiencia puede motivar a los solteros a obsesionarse por encontrar y mantener el cónyuge perfecto....

  • El rol de la mujer en la iglesia

    Hoy día existen muchas controversias sobre el rol de la mujer y su liderazgo dentro de la iglesia, principalmente debido a las diferentes opiniones de...

  • El cristianismo y el lado oscuro: ¿qué hacemos con Halloween?

    Hace más de 100 años, el gran teólogo holandés Herman Bavinck predijo que el siglo XX sería “testigo de un conflicto gigantesco de los espíritus”....

  • Una Palabra de Esperanza

      Durante muchos meses, escudriñé y estudié las Escrituras, pidiéndole al Señor que me dé un mensaje de esperanza y aliento para estos tiempos duros....

  • 35 preguntas para saber si estás preparado para el matrimonio

      Muchas personas están obsesionadas con conseguir una pareja lo antes posible y casarse. Casarse no es malo, pero a veces se hace por las...

  • 7 formas de combatir la duda

      ¿Alguna vez has luchado con la duda? Si respondes honestamente, lo más seguro es que sí. La duda afecta a las vidas de muchos...

  • El evangelio y nuestros hijos

      Hace unos días conocí a una familia que había abrazado el llamado de Dios de alcanzar a los musulmanes con el evangelio, ellos estaban...

  • Él cuida de ti

    El Señor dice tanto a ricos como a pobres: “No te inquietes por sus posesiones terrenales. Dame tiempo de calidad y confía en mí. Yo...

  • ¿Mi elección o la de Dios?

      Decidir con quién te casarás es una de las decisiones más importantes que harás en tu vida. En un noviazgo serio, la razón principal...