22

Jul

2015

5 clichés cristianos que debemos dejar de usar

5-clichés-cristianos-debemos-dejar-usar---Debra-K-Fileta

 
¿Es sólo mi impresión o tiende a existir una jerga cristiana en lo que se refiere al noviazgo? Nos rodeamos de ciertas frases, cubriendola con un toque de fe, cuando en realidad, a menudo no son más que raíces de miedo y temores. El miedo a lo desconocido. El miedo a los errores. El temor a hacerlo mal. El temor de que no sabemos lo suficiente acerca de las relaciones.

Desde que escribo y hablo sobre el tema del noviazgo, he tenido tantas conversaciones y he leido tantos correos electrónicos cargados de frases cristianas que han perdido su significado en el camino. La gente a menudo utilizan estas frases sin realmente saber realmente qué es lo que están tratando de decir.
Creo que es hora de dejar a un lado algunas de estas frases usadas en exceso y aprender a comunicar lo que realmente está pasando por nuestro interior . Estas son algunas de las frases cristianas que deberiamos dejar de utilizar:

“Estoy guardando mi corazón”

Honestamente, esta es mi frase menos favorita en la tierra. Esta frase ha sacudido libremente cada relación cristiana conocida por el hombre, pero ¿qué significa?
El problema es que nadie sabe realmente que significa. Esta frase es una hermosa porción de la Escritura que por lo visto ha sido hackeada para poder adaptarse a cualquier definición que queremos que se ajuste. Lo que creo que realmente deberíamos decir es ‘ser prudentes en la relación, estableciendo limites emocionales como físicos en nuestro noviazgo’, porque este concepto es el que definitivamente vale la pena!

“Dios abrirá la puerta o la cerrará, o se supone que suceda.”

A veces me pongo en el lugar de Dios y me siento mal, porque le echamos la culpa de todo. Cuando elegimos bajo nuestra propieda volutad y con nuestra forma de pensar, a menudo nos metemos en tan malas situaciones y terminamos culpando a Dios por haber cerrado una puerta.
¿Dios cierra malas puertas y abre buenas puertas? a veces sí… Pero a menudo Él nos dá de la sabiduría necesaria para tomar decisiones por nosotros mismos. Él no nos obliga a elegir la puerta A y cierra la puerta B. Pero Él sí nos apunta en la dirección correcta, y nos lleva hacia el camino correcto por medio de su Palabra, su Espíritu Santo y su amor.
Muchas veces Dios nos pide que cerremos una puerta que ya sabemos que debemos caminar lejos de ella porque no nos conviene. Y es entonces cuando nos enojamos y le echamos la culpa por ello. Es hora que nos demos cuenta que Dios nos capacita para tomar buenas decisiones.

“Estoy Esperando En Dios”

¿Cuántas veces usamos esta frase como una excusa para estancarnos, en lugar de avanzar en el area sentimental? ¿Significa que pasas 12 horas al día arrodillado, memorizando la Palabra, y esperando que alguien venga?
Creo que esperar en Dios, habla menos de una acción de espera y significa más sobre el estado de nuestro corazón. El esperar en Dios es un proceso interno en nuestras vidas donde Dios nos conoce, tiene un plan y se preocupa por nosotros. Mientras nosotros descansamos en su gracia y su soberanía. Pero esto no es una excusa para vivir una vida pasiva dejando que la misma pase como si nada por delante nuestro.

Esperar en Dios no significa que tocamos un botón de pausa en nuestras vidas. Más bien, es allí cuando aprendemos a vivir paso a paso, pero con un ancla interna, aferrada a Sus promesas.

“Necesito centrarme más en una cita con Jesús”

Una cosa que me molesta de esta frase es que asume que las relaciones con las personas y la relación con Dios no pueden coexistir. No me malinterpreten, creo que hay muchas veces en la vida cuando Dios nos pide que nos alejemos de las distracciones del mundo y afinar un poco más con Él (ya sea soltero o casado), pero es importante entender que Jesús no puede ser tu “pareja”, porque su papel es mucho más grande.
Si Dios te está llamando a alejarte y a fijar tus ojos en Él, debes ser obediente. Pero no use esta frase para detener el compromiso o para enmascarar tus temores de relaciones.

“Estoy Buscando Un Lider o Persona Espiritual”

Éste punto está dedicado a todas las damas. Hay tantas mujeres que cuelgan de este concepto cristiano, sin darse cuenta del que el mismo es distinto del que se menciona en la Biblia. Muchísimas jovencitas, buscan a un joven que ministre en la alabanza, grupo de oración, grupo de cremiento, o que predique en el culto juvenil, y si es posible todo ello junto.

Pero a la verdad, el concepto de una persona espiritual es muy diferente a lo que la Palabra hace referencia. Es decir, el fruto del Espíritu de Dios obrando en una persona, no es solo cuestion de publicar material cristiano en Facebook, hacer alguna oración rutinaria o ministrar en el culto. Sino más bien, se trata de una abundancia de amor, gozo, paz, paciencia, begninidad, bodad, humildad y gracia.

Creo que es hora que mandemos a estas frases a descansar. Tal vez sea el momento en que nos dejemos de esconder detras de nuestros miedos o de pretexto de la cultura cristiana, y en su lugar dar pasos firmes en Cristo, viviendo una vida de amor y guiada por Su Espíritu

Escrito por Debra Fileta
Debra es licenciada y consejera profesional especializada en relaciones y asuntos matrimoniales. Si quieres puedes seguirla en Twitter .

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *