26

Jun

2014

Bebé muere al nacer y revive al escuchar la voz de su madre

Un bebé muere al nacer y revive al escuchar la voz de su madre

 

Una mujer australiana, Kate Ogg, vivió un «milagro» tras dar a luz a sus dos hijos mellizos prematuros. Los médicos le informaron que solo había sobrevivido la niña, falleciendo su hermano. La mujer pidió sostener a su hijo Jamie en brazos para despedirse de él y, dos horas más tarde, lograba que el bebé respirara, un hecho al que los médicos acompañaron atónitos.

La historia ocurrió hace cuatro años y aún hoy sigue sorprendiendo al mundo, y ha vuelto a la luz pública tras difundirse en youtube una entrevista en televisión hecha a los padres este pasado 6 de junio.

Kate apareció por primera vez en la televisión australiana para promover la importancia del cuidado «piel con piel» con bebés enfermos. Argumentó que aquellos que nacen por debajo del peso y los prematuros deben tratarse con el método «piel con piel» para que se reduzcan sus enfermedades.

Kate acudió al programa con Jamie, ya con cuatro meses, y lo mostró orgullosa. La australiana relató lo que fue el momento más trágico de su vida, cuando cogió a su hijo en brazos pensando que estaba muerto.

Según el Dailymail, la mujer sostuvo al bebé junto a su seno durante dos horas mientras le hablaba continuamente. «Le contamos cuál era su nombre y que tenía una hermanita. También le hablamos sobre las cosas que queríamos hacer con él a lo largo de su vida», relata Kate.

Pasado un tiempo el bebé prematuro lanzó una especie de suspiro, pero al decírselo a los médicos le respondieron que se trataba de un reflejo. Sin embargo, más tarde, Kate le ofreció una gota de leche de su pecho al bebé en su dedo, y el bebió la leche materna y comenzó a respirar con normalidad abriendo sus ojos.

[like-to-watch id=”20bedfb2dda1036b9″ scheme=”default” likeurl=”https://www.facebook.com/HistoryMakerNoticias” videourl=”http://www.youtube.com/watch?v=CYHDqKpUiXA” width=”640″ height=”360″]

 
Jamie, que había nacido con sólo 27 semanas de gestación, daba señales de vida. Su marido declaró que Kate había cogido a su hijo en brazos de forma casi instintiva, y que «si ella no lo hubiera hecho, probablemente Jamie no estaría aquí».

Hoy Jamie y su hermana gemela Emily gozan de plena salud y crecen felizmente junto al resto de su familia, gracias al cariño que su madre le brindó al nacer. Una increíble historia de amor y de fe.

fuente: http://www.protestantedigital.com/ES/Qfamilia/articulo/18457/El-39bebe-muerto39-ue-revivio-por-el-amor-y-la-fe

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *