26

Abr

2015

Carta a mi príncipe… en donde quiera que estés ahora

Carta-a-mi-príncipe...-en-donde-quiera-que-estés-ahora-Dante-Gebel

 

Para ese amor que sueño desde que era una niña:
Hola hermoso, es otro día más sin ti.
Acá me tienes nuevamente pensándote, imaginándote, ¡con ganas de que llegues ya a mi vida! ¿Cuánto más vas a tardar? El tiempo pasa, y ya no quiero esperar tanto.

Quiero recibirte ya, con el abrazo más tierno del universo entero, un abrazo de esos que te pegas como garrapata, y los latidos del corazón se juntan para componer una canción de amor.
Un abrazo de esos que te llenan el alma, de esos donde ya no quieres soltarte más. Un abrazo con todas mis fuerzas, un abrazo que te está esperando hace años. No estoy segura si eres alto o bajo, no sé si tendré que ponerme de puntas de pies para alcanzarte o tal vez tendré que subirme a una silla. Lo único que sé es que sueño con abrazarte.

Sueño con mirarte a los ojos y perderme en ellos, no dejaría de mirarte y admirarte ni un solo segundo. Sueño con acariciarte la cara, agarrarte de la mano, que intercambiemos palabras tiernas y que nuestra única discusión sea un “No, yo te amo más”.

Sueño con ser parte de tu vida, de tus planes, ser tu mejor compañía hasta en el silencio, acompañarte a donde vayas, apoyándote en todo lo que hagas o quieras hacer. Ser tu mejor amiga, tus oídos y tu consejera.

Quiero comprenderte, hacerte reír, cuidarte, mimarte, dedicarte canciones, y hacer lo que sea y te exprese todo el gran amor que siento por ti, que tengo las mejores intenciones para contigo. ¡Solo quiero llenarte de amor! Estoy esperando ansiosa ese primer beso entre los dos, el primero de muchos.

Te ofrezco todo lo que soy. Tal vez no sea la más hermosa, pero de eso se trata el amor: de aceptar los defectos y amar las virtudes. Y, ¿sabes? Todos esos defectos se hacen pequeños a lado del gran amor que te ofrezco. Imagino tantos momentos hermosos a tu lado, tantos momentos de felicidad… Un amor distinto a lo común, un amor de esos que solo vemos en las películas con finales felices. Un amor más allá de lo carnal, de lo físico. Un amor puro, tierno, sincero… ¡Un amor infinito!

¿Te das cuenta de todo lo que nos estamos perdiendo?
¡Llega ya, mi príncipe! Te estoy esperando con los brazos abiertos, para abrazarte y no soltarte más.
Con cariño… tu princesa.

Fuente: https://www.facebook.com/dantegebel/photos/a.423854275235.216109.26069165235/10153101844310236


Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *