2

Ene

2018

Cómo tratar la Adicción

 
Muchos de nosotros diríamos que somos “adictos” a algo en la vida. ¿Qué es la adicción y cómo debemos tratarla?

“Sé que es un problema, ¡pero simplemente no puedo parar!”

“Prometo que esta será la última vez.”

“¿Qué pasa conmigo?”

¿Te suena familiar?

En la Biblia, el apóstol Pablo describe un dilema similar en su carta a la iglesia de Roma: “Yo sé que en mí, es decir, en mi naturaleza pecaminosa, nada bueno habita. Aunque deseo hacer lo bueno, no soy capaz de hacerlo. De hecho, no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero.”1

El relato de Pablo sobre nuestra naturaleza pecaminosa suena notablemente similar al proceso de la adicción.

Todos conocemos a alguien a quien consideramos adicto a algo—alguien atrapado en el ciclo de la dependencia y la adicción. Tal vez ese “alguien” que conoces, incluso eres tú mismo.

Dependencia y Adicción Fisiológica

Las adicciones pueden ser de naturaleza fisiológica. Una sustancia psicoactiva—tales como ciertos medicamentos prescritos, drogas ilícitas o ilegales, alcohol o nicotina—se consume y afecta la química del cuerpo y la función física. El uso repetido de la sustancia puede conducir a una condición de dependencia fisiológica. Profesionales de la salud están de acuerdo en que las drogas, el alcohol y la nicotina pueden ser adictivas.

El diagnóstico de dependencia fisiológica (o adicción) se utiliza para describir a las personas con tolerancia y síntomas de abstinencia. De la dependencia, se desarrolla la tolerancia. A medida que se genera tolerancia, es necesario más de la sustancia para lograr y mantener la sensación y el estado fisiológico deseado. La tolerancia conduce a un aumento en la cantidad o frecuencia del uso a lo largo del tiempo.

Abstinencia, la reacción fisiológica del cuerpo al no tener la sustancia, es un síntoma de la dependencia. Los síntomas de la abstinencia varían por sustancia y en severidad; en algunos casos la privación puede ser peligrosa para la vida. Detener el uso de una sustancia a la cual uno es adicto se logra de manera más segura bajo el cuidado de un médico.

Adicción Psicológica y Dependencia

La dependencia asociada con la adicción también puede ser de naturaleza psicológica. Este suele ser el caso con conductas compulsivas. Dependencia psicológica no se debe a condiciones fisiológicas sino los sentimientos emocionales asociados con el comportamiento.

Comportamientos compulsivos pueden tener impactos de gran alcance en nuestros estados emocionales. Con el tiempo el comportamiento se conecta con un resultado emocional deseado—por lo general alivio temporal de estrés.

La dependencia se desarrolla a medida que el comportamiento se repite y es continuamente asociado con lograr esa liberación emocional deseada. Intentos fallidos para reducir o eliminar dicho comportamiento son considerados como síntomas de dependencia.

Las formas de dependencia psicológicas pueden incluir abuso de sustancias, ludopatía, compras excesivas, comer compulsivamente y comportamientos compulsivos sexuales tales como la pornografía y la masturbación.

Existe un debate entre profesionales de la salud acerca de clasificar los comportamientos compulsivos como adicción. Pero ya sea que estén rotulados como adicción o no, los comportamientos compulsivos pueden tener impactos psicológicos poderosos y parecer adictivos en la naturaleza. La ludopatía es actualmente el único comportamiento al que se le ha dado oficialmente un diagnóstico de adicción.

El Ciclo de la Adicción

La adicción implica el uso continuo de sustancias o la participación en una conducta compulsiva incluso cuando crea problemas en la vida. Estos problemas pueden ser físicos, legales, relacionales, laborales o económicos.

A menudo el ciclo de la adicción comienza con un deseo de sentirse mejor. Con el tiempo una sustancia o comportamiento se asocia con un alivio emocional temporal. Este alivio a menudo es seguido por un periodo de culpabilidad y reproche. Para calmar estos sentimientos negativos, la persona utiliza nuevamente o se involucra en el mismo comportamiento adictivo. Y así el ciclo continúa.

Muchas veces no sabemos cómo ajustar adecuadamente nuestras emociones. Gastar excesivamente, apostar, beber, fumar, comer, uso de pornografía y masturbación pueden convertirse en formas habituales de ajustar las emociones.

Pero es sólo una solución temporal, y antes de que te des cuenta, tienes que hacer el ajuste otra vez.

Pasos Útiles para Manejar la Adicción

A continuación se presentan siete pasos para ayudar a tratar la adicción.

Reconoce el Problema

La negación es la incapacidad de reconocer o la negativa a admitir que tienes un problema. Un ejemplo de negación es haber sido despedido por ver pornografía en el trabajo y culpar a la dirección diciendo que estaban en contra tuya. La negación está presente al culpar a tu jefe en lugar de enfocarte en el problema con la pornografía.

Otro ejemplo podría ser culpar a tu cónyuge por frecuentes conflictos sobre tu indisponibilidad emocional debido a resacas. La negación está presente en el reproche, la irritación y las expectativas irrazonables en lugar de admitir un patrón de abuso de alcohol.

El primer paso en el tratamiento de cualquier conducta adictiva es identificar el problema y romper con la negación.

Admite que la Adicción tiene Poder en tu Vida

Sé honesto contigo mismo y con otras personas a las que les tengas confianza acerca del poder que tiene esa adicción en tu vida. Pablo continúa su carta a Roma, describiendo el poder que tiene el pecado—tal como someternos a las conductas de la adicción—en nosotros: “Así que descubro esta ley: Que cuando quiero hacer el bien, me acompaña el mal. Porque en lo íntimo de mi ser me deleito en la ley de Dios; pero me doy cuenta de que en los miembros de mi cuerpo hay otra ley, que es la ley del pecado. Esta ley lucha contra la ley de mi mente, y me tiene cautivo.”2

Programas de doce pasos como el de Alcohólicos Anónimos (AA) alienta a los miembros a reconocer su impotencia sobre su adicción. Eso suena muy similar a lo que Pablo describe previamente.

Reconoce que no puedes hacerlo por ti mismo. Abre tu problema a un ministro entrenado en entender la adicción, un consejero profesional o un grupo de apoyo. No tienes que hacer esto por tu propia cuenta.

Identifica los Factores Detonantes

Es importante identificar los factores que impulsan a que se establezca el ciclo compulsivo en proceso—estos son conocidos como “detonantes.” Puede ser estrés positivo, como un ascenso, o estrés negativo, como presiones de tiempo en el trabajo. Puede ser conflicto en una relación, o simplemente podría ser el estar alrededor de otras personas que están participando en el comportamiento adictivo.

Los factores detonantes pueden ser lugares, personas, acontecimientos, estados de ánimo—inclusive el aburrimiento. Pueden ser cosas que vemos en la televisión, anuncios panorámicos o la Internet. Identificar los detonantes ayuda a identificar el proceso de acondicionamiento y ayuda a la sustitución de una conducta adictiva con mecanismos apropiados.

Captura tus Pensamientos

Nuestros pensamientos juegan un papel activo en este proceso. Con un comportamiento adictivo compulsivo hay una gran cantidad de tiempo anticipando y planeando dicho comportamiento. Estos pensamientos generalmente ansían el comportamiento que ofrece alivio emocional.

En realidad el comportamiento frecuentemente conduce a la desesperación, pero somos buenos en bloquear los pensamientos o recuerdos de las consecuencias negativas. Tendemos a enfocarnos únicamente en el alivio que asociamos con la adicción, olvidándonos de la culpa y los reproches del mal comportamiento que vienen después del alivio temporal.

Pero podemos capturar nuestro pensamiento al monitorear su enfoque de manera consciente, vigilante y desafiante. Podemos aprender a reorientar nuestros pensamientos, que es un paso importante en el manejo de comportamiento adictivo. Romanos 13:14 describe este proceso de manejo de pensamiento: “Más bien, revístanse ustedes del Señor Jesucristo, y no se preocupen por satisfacer los deseos de la naturaleza pecaminosa.”3

Nuestros pensamientos son poderosos y deben centrarse en hacer la voluntad de Dios en lugar de gratificar nuestra naturaleza pecaminosa.

Conéctate con tus Emociones

La inteligencia emocional es la conciencia de tus propias emociones y los estados emocionales de los demás. Un aspecto de la inteligencia emocional es el desarrollo de estrategias de manejo de emociones apropiadas. Inteligencia emocional puede ser aprendida. Es saludable identificar y expresar adecuadamente nuestras emociones en lugar de suprimirlas con adicciones.
Modifica tus Comportamientos

Explora la palabra de Dios para entender que él no tiene la intención que vivas de esta manera. Dios desea apoyarte en tu manejo de la adicción. Romanos 7:25 nos recuerda que Dios “nos salvará por medio de Jesucristo nuestro señor.” Él nos ayudará en el proceso de recuperación. Nuestra liberación de la adicción viene a través de cambios de comportamiento apoyados por una vida saludable pensamiento y rendición de cuentas.

Debemos reemplazar conductas adictivas con comportamientos saludables. Es importante luchar contra el impulso de volver a la adicción. Deja de asociarte con personas que permiten tu adicción. Desarrolla amigos comprensivos que animen y promuevan un comportamiento adecuado. Identifica e implementa nuevas conductas para reemplazar las adictivas. La modificación de la conducta es posible, pero necesitarás apoyo. Busca asesoría para obtener ayuda en este proceso.

Establece Compañeros de Responsabilidad

Las tasas de recaída—retorno a la adicción—son extremadamente altas. Un plan de prevención de recaídas eficaz y un fuerte apoyo es vital para la recuperación. Tener responsabilidad de tiempo, dinero, emociones, comportamiento y espiritualidad es clave para lograr el éxito. Necesitas confiar en individuos que tengan tu permiso para iniciar conversaciones sobre el estatus de tu adicción. Sé completamente honesto acerca de tus pensamientos, emociones y conductas. Comprométete a contactar a estos socios en cuanto sientas el impulso de actuar sobre las adicciones.
Recursos para Entender y Buscar Tratamiento para la Adicción

Para mayor información en la comprensión y búsqueda de tratamiento para la adicción, revisa cualquier centro de tratamiento local cerca de ti. Para obtener recursos en línea, consulta el pie de página a continuación.4

Escrito por David Farmer
 
Fuente: https://www.exploregod.com/es/como-tratar-la-adiccion

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *