17

Jun

2016

Cuando Dios escribe tu historia de amor

Cuando-Dios-escribe-tu-historia-de-amor---Por-Sarah-Montage

La mayoría de las jóvenes de hoy están envueltas en el ‘juego de las citas amorosas.” Ellas disfrutan de sí mismas ahora – divirtiéndose y desarrollando su estatus social basándose en con quien salen. Luego un día después de años de probar con diferentes personas, separándose y con el corazón roto, se dan cuenta de que están cansadas de solo tener citas y que la verdad es que quieren casarse. O quizás para algunas chicas el matrimonio siempre fue la meta – desafortunadamente han besado un montón de sapos – ninguno de los cuales se convirtió en el Príncipe Encantador. Sienten que depende de ellas encontrar un esposo. Después de todo, Como es que vas a conocer a alguien si no sales con nadie? Qué se supone que vas a hacer mientras tanto? Solo esperar?
Recientemente he tenido la oportunidad de escuchar la hermosa (y aun en progreso) historia de amor de un querido Hermano y Hermana en el Señor, Josué y Karen. Esta maravillosa y piadosa pareja están ahora comprometidos en matrimonio – pero ellos no salieron en citas. Ellos permitieron que Dios escribiera su historia de amor.
Qué fue lo que Josué y Karen hicieron en sus años de soltería? Ellos invirtieron su tiempo sirviendo a Dios, confiando en El y en Su tiempo. Karen lo dijo tan bellamente en una carta que me escribió, y ha sido tan amable en permitirme citarla en este artículo,

La pureza de la mente y del corazón son tan importantes como la pureza física. Guardar nuestros pensamientos es también una forma en la que podemos honrar a Dios. Pero esperar en El, ah, qué libertad, te capacita para servir mejor a otros, amar a otros incondicionalmente, amar y servirle a Él no por las cosas que le pides y que El en su gracia te da, sino también cuando Su respuesta es, “no ahora mi querida hija, espera.” El realmente sabe cuando estas lista para abrazar un nuevo regalo, y un regalo tal, cómo este, que envuelve tanta responsabilidad, auto-sacrificio y perseverancia. Mientras más pronto entendamos que el matrimonio no se trata solo de mí y mis sueños, mejor.” ~Karen

Josué y Karen, ambos se permitieron a sí mismos ser siervos de Dios, y su meta en la vida era glorificarlo a Él. Mientras ellos servían a Dios y a otros, Dios los estaba preparando para el tiempo en que los uniría.

No tengo dudas de su compromiso y amor por el Señor, su pasión por el Evangelio me reta cada vez y me inspira a ser audaz en la proclamación de la fe; Dios realmente ha usado a Josué, antes de nuestro cortejo (noviazgo) y ahora para ministrar mi vida y mostrarme lo que El realmente quiere de nosotros, como El desea que vivamos nuestras vidas en Cristo.” – Karen

Aun cuando Dios finalmente unió a Josué y a Karen, ellos han escogido continuar guardando sus corazones y esperar en Dios al escoger el cortejo en lugar de las citas (Libros recomendados: “Antes de que Conozcas al Príncipe Encantador” por Sarah Mally y “Le Dije Adiós a las Citas Amorosas” por Joshua Harris). Para aquellas de ustedes que no están familiarizadas con el cortejo es básicamente comenzar una relación con la intensión de llegar al matrimonio. No hay nada de mágico en la palabra “cortejo”, y se trata más de un asunto del corazón que de una serie de reglas. Josué y Karen querían que su relación trajera honra a Dios y querían que sus vidas fueran un testimonio de Su fidelidad y gracia – eso es lo que verdaderamente hace su relación tan especial.
Compartí una pequeña parte de la historia de Josué y Karen con ustedes hoy porque sus palabras han sido un gran aliento e inspiración para mí, y estoy segura de que bendecirán a muchos también.

Es algo tan precioso esperar en el Señor, hermanita, me siento como si fuera una espectadora de mi propia historia, es como si nunca hubiera tenido el lápiz para yo misma escribirla, así que nunca supe cómo se darían las cosas; y me encuentro a mi misma siendo sorprendida una y otra vez en el camino por Su provisión, con la maravillosa paz que El ha colocado en mi corazón, tanta confianza en el hecho de que El escogió el mejor hombre para mí, yo realmente nunca hubiera podido ser capaz, ni un millón de años, escoger a un mejor compañero para mí. Lo amo, y es un gozo tan apacible saber que él me ama también.
Confiando en el Señor quien ha sido el que ha escrito esta historia hasta ahora, los siguientes pasos que debemos tomar seguirán siendo una forma perfecta de aprender a esperar en El y por Su tiempo perfecto.
” – Karen

Que Dios los bendiga ricamente a ambos mientras se embarcan en este emocionante y nuevo capítulo de sus vidas!

AMEN!

Escrito por Sarah Montage
 
Fuente: http://loveamonglilies.blogspot.com.ar/2011/09/cuando-dios-escribe-tu-historia-de-amor.html

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *