10

Dic

2014

El sabio evita la inmoralidad sexual

Israel-Luna---El-sabio-evita-la-inmoralidad-sexual

Proverbios dedica buena parte de su contenido a hablar de sexo. Curiosamente, el autor de la mayoría de estos Proverbios fue Salomón, cuya perdición fue precisamente la inmoralidad sexual. Esto nos muestra que no importa quién seas ni cuánto sepas, si le damos la espalda a Dios, somos absolutamente vulnerables al pecado y arriesgamos todo.

Cuando el libro de Proverbios habla de pecado sexual lo hace hablando a hombres. Es posible que sea porque Salomón usa ejemplos personales o simplemente porque los hombres enfrentamos esta tentación más frecuentemente.

El capítulo 5 de Proverbios nos da 5 maneras en la que la inmoralidad sexual nos destruye:

1. Desperdicias tus mejores años

v. 9: Para que no entregues a otros tu vigor, ni tus años a gente cruel.

Sumergido en pornografía, contratando servicios sexuales como masajes eróticos y prostitución, tiras a la basura tus mejores años. Estadísticamente un hombre se expone a pornografía por primera vez entre los 12 y 14 años de edad. A partir de ahí, sus años de mayor vigor físico se extienden hasta los 45-55 años. Esos son 40 años de tus mejores años que fácilmente tiras al retrete por unos segundos de placer.

2. Desperdicias mucho dinero

v. 10: para que no sacies con tu fuerza a gente extraña, ni vayan a dar en casa ajena tus esfuerzos.
Existen dos maneras de perder dinero estúpidamente. La primera es mal gastarlo y la segunda es no aprovechando oportunidades. Gastar tu dinero en webcams eróticas, moteles, masajes y table dances es un desperdicio de dinero muy estúpido.

Haz la cuenta de cuánto dinero has gastado en sexo que no deberías estar teniendo y pregúntate porqué no tienes dinero.

Es posible que me digas: “yo no pago por prostitutas ni compro pornografía”. Puede ser, pero el dinero que gastas para “enamorar” a tu novia para que se acueste contigo, es como si estuvieras comprando su cuerpo.

3. Arriesgas el corazón, tu salud y el de otras personas

v. 11: Porque al final acabarás por llorar, cuando todo tu serse haya consumido.

Tus vicios pueden ser privados pero nunca serán personales. Conoces los riesgos de infecciones y embarazos y tomas todas las precauciones posibles. El problema es que solamente puedes proteger tu parte de la ecuación.

Aún si puedes proteger tu salud y la de tus parejas, nunca podrás proteger su corazón. Lo que termina sucediendo también es que tu corazón se va volviendo frío e insensible, lo cual te hace muy peligroso y tóxico.

Dejás de considerar el corazón de tus parejas mientras tú consigas tu satisfacción. Por eso, cuando Proverbios dice que tu ser será consumido, se refiere a que serás consumido por el hambre de tus ojos.

4. Terminarás odiándote

v. 12-13: Y dirás: «¡Cómo pude aborrecer la corrección! ¡Cómo pudo mi corazón despreciar la disciplina! No atendí a la voz de mis maestros, ni presté oído a mis instructores.

Salomón experimentó esto en carne propia. Cuando Salomón decidió ir tras sus mujeres, Dios le quitó su reino.

Imagina la pérdida de Salomón. Tuvo el reino más poderoso y prospero. Un hombre afamado, excesivamente rico y sabio y por perderse en faldas, perdió todo.

El camino de la inmoralidad sexual lleva siempre al odio. Pensarás que eres inmundo, culpable, indigno o, para protegerte, serás indiferente. Cualquiera de las opciones anteriores es un lugar muy obscuro en dónde estar. Yo he estado ahí y no quiero que tú llegues ahí.

5. Cambiarán tus relaciones

v. 14: Ahora estoy al borde de la ruina, en medio de toda la comunidad.»

Pueden suceder varias cosas. A tus amigas las empezarás a ver como posibles “conquistas” y ya no como amigas. Empezarás a rodearte de otras personas que compartan tu adicción. Dejarás de ser sincero con tus amigos para esconder tu problema. Si vas a la iglesia, tendrás que fingir tus oraciones para esconderte o, si eres líder, te volverás experto en mentir cuando diriges alabanza o predicas.

Proverbios describe a una persona así como que está al borde de la ruina y no es para menos. La imagen es de una persona rodeada de su comunidad: amistades, familia y trabajo; pero la condición de su corazón lo está orillando a su destrucción y nadie lo sabe.

Por eso escuchamos escándalos de empresarios que son pedófilos, pastores que son infieles a sus esposas, maestros, artistas, padres e hijos que son adictos a pornografía. Tarde o temprano se destruirán solos y enfrentarán vergüenza, deshonra y el repudio general.

Dios no quiere este destino para ti o para mi. Dios quiere que seas libre. Si estas metido en un problema de inmoralidad sexual, busca ayuda. Habla con alguien. Si tienes esposa habla con tu esposa. Si eres soltero, busca a un amigo, tu pastor, tu líder. No te quedes solo. No lo enfrentes solo. No estás solo.

Dios quiere perdonarte y renovar tu mente y corazón. Dios puede enterrar las memorias y la culpa que te asaltan todo el tiempo. Todo empieza con Jesús. Necesitas a Jesús.


Escrito por Israel Luna

Israel nació en México pero vivió en muchos otros lugares. En el camino aprendió a diseñar, leer en serio y escribir. Actualmente es el director de Tres Seis Creative, una organización de creativos, autores e ilustradores. Israel cree que hay mucha confusión acerca de Dios y quién es Jesús.

Fuente: http://www.josueunonueve.com/?p=1822


Comentarios

1 Comment

  1. lucero

    24 diciembre, 2014 at 23:21

    Muy bueno me agradan estos mensajes

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *