16

Ene

2014

Estoy harto de ministrar en alabanzas

Estoy-harto-de-ministrar-en-alabanzas-Gherman-Sánchez

 

Los músicos no tocan como tú quisieras.

Los cantantes no hacen armonías como las del grupo 33 DC.

Hace rato que no cantas o tocas con alguien reconocido.

Extrañas los elogios de la gente del día en que cantaste en dicho concierto.

Tienes el mismo teclado de hace 10 años.

Te enfermas cada vez que tienes ensayos porque la gente llega tarde o no se han aprendido la  canción nueva.

Es posible que estés viviendo lo antes mencionado, antes anhelabas el día del ensayo o el servicio congregacional pero ahora sientes que estás harto de estas cosas. Esa pasión que te convertía en alguien creativo sencillamente se esfumó.  ”No logro entender por qué los músicos no pueden tocar como la banda de Israel Houghton, dirijo alabanza en todos los servicios, soy el primero y el último en salir de la iglesia y nadie me lo agradece, estoy harto“.

Es probable que estés sufriendo de fatiga ministerial pero me quiero enfocar en otra cosa. A lo mejor estás viviendo la consecuencia de no tener una conexión con tu equipo. Te quiero animar a que pienses en lo siguiente:

Apreciación.

“La vida es como un río correntoso, con rápidos, piedras y cascadas. Muchas veces estamos tan ensimismados en superar dichos escollos que no tenemos tiempo de mirar el paisaje que nos rodea. No vemos ni los bellos árboles, ni las majestuosas montañas, ni el hermoso amanecer que está detrás nuestro. No caigas en la trampa. Aprende a valorar lo que tienes y comenzarás a sentir mayor felicidad de la que alguna vez creíste era posible experimentar”. Autor desconocido

a) ¿Cuándo fue la última vez que mostraste apreciación por el equipo de gente que trabaja contigo?  ¿Cuándo le llamaste a uno de ellos y le diste las gracias por el trabajo que estaba haciendo y para decirle que le bendices? Aquí te van unas ideas, celebra a los cumpleañeros del mes, sorprende al sonidista con un cafecito, prepara un convivio cada 2 o 3 meses para conocerse más y fomentar una conexión de amistad entre el grupo, puedes hacer una carne asada, incluye juegos. En el ensayo aprovecha un tiempo para ministrarse unos a otros a través de las canciones u oración.

b) ¿Sabes exactamente lo que tienen que hacer las personas que trabajan y tienen familia para llegar a tiempo al ensayo, para aprenderse las canciones o armonías? Imagínate esto, estás trabajando todo el día, tu trabajo tiene que ver con dar servicio a personas, muchas de ellas con mal humor (incluyendo  tu jefe) o es trabajo físico, saliendo del trabajo tienes que manejar o tomar el autobús y te topas con tráfico, nos has podido cenar. Logras llegar al ensayo tarde y te encuentras con tu lider bastante molesto porque no llegaste a tiempo, ¿cómo te sentirías? Entiendo que hay personas que sencillamente son irresponsables y es tu deber hablar de esto con ellos, siempre teniendo en cuenta que son personas voluntarias, con amor abordas el tema ESCUCHÁNDOLOS primero, no juzgues sin antes saber el motivo de la tardanza. Hay gente que tiene muy en claro que son llamados, pero bueno eso será otro artículo.

c) Invita al pastor al ensayo para que les lleve una palabra de motivación y agradecimiento.

d) Desempolva tu instrumento, cuídalo como si fuera el instrumento más caro que existe, después de todo es el único que tienes. Dios le preguntó a Moisés que tenía en sus manos, él le respondió que una vara y con ésta hizo maravillas, te pregunto, que tienes tú?

Evita la comparación

“Si no te comparas eres libre para observar, eres libre para construir, no hay carreras o puestos que buscar, entonces te vuelves en un ser más humilde, y la arrogancia de creerse más que los demás desaparece, porque vives sin comparación”. Autor desconocido

a)Eres único, nadie canta, habla o dirige como tú. Quítate la presión de querer sonar como tu cantante favorito. Cada persona es única, cada quien tiene fortalezas y debilidades. Si quieres compararte lo mejor es compararse con uno mismo. Pregúntate cómo estabas antes y cómo estás ahora. Disfruta de las diferencias que tienes e intenta aprender de los demás.

b) Evita comparar a tu equipo con el de otras iglesias u otros músicos. Esa gente que ves en cada ensayo o reunión es tu familia, no son tus empleados. Sírveles de todo corazón, maximiza su potencial pero para que ELLOS crezcan, no para que tú te escuches o te veas mejor, ahí radica la diferencia entre un buen líder y un manipulador.

No vivas del pasado

“El éxito en la vida  no sólo depende de lo que logras o alcanzas sino cuanto creces como ser humano, de cuanto entiendes a cerca del valor que tienen tus acciones y tus decisiones, tienes la libertad más importante, la libertad de elegir tu destino en cada acción y decisión que tomas. Nunca olvides que puedes crear todo lo que quieras en tu vida, siempre y cuando no te hagas daño, no hagas daño a los seres humanos que te rodean, y no hagas daño al medio ambiente donde vives”.  Anónimo.

Es necesario estar agradecido con Dios por el privilegio que te dio al cantar o tocar con alguien reconocido pero no puedes seguir viviendo de ese pasado. Ok, lo hiciste, muy bien, ahora crece y sigue adelante, eres más que un músico o cantante, eres un hijo de Dios y somos los responsables de extender su reino en esta tierra. Ya deja de lamentarte porque no te llamaron a participar en cierto concierto o porque no te pusieron a dirigir la alabanza, tienes una identidad que proviene de Dios, ya basta de vivir bajo la sombra del éxito de alguien más, como te mencionaba antes eres único y Dios tiene grandes planes para ti. Quita de tu vida la quejabanza y empieza a vivir una vida de alabanza y gratitud a Dios por todo lo que tienes. Sirve a la gente como si lo estuvieses haciendo para Dios, si eres el último en irte de la iglesia entonces dale gracias a Dios que te da fuerza para hacerlo.

Que honor tenemos de poder ser útil a la gente, que podemos usar nuestra creatividad musical para crear una conexión. Este es el momento de hacer cambios que nos ayuden a crecer, recuerda las palabras de Pablo: “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.”  Romanos 12: 2 NVI

Concluyo con esto:
No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas.  He aquí que yo hago cosa nueva; presto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.  Isaías 43. 18-19. 

 

Escrito por Gherman Sánchez

Fuente: http://www.directordealabanza.com/2013/09/13/estoy-harto/

Comentarios

1 Comment

  1. lucas

    6 febrero, 2014 at 15:01

    gracias Gherman por compartir esta reflexión que viene de parte de nuestro Dios!! me anima a pensar las cosas de una manera diferente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *