25

Dic

2011

Cristiano con capacidades diferentes entre “Los 10 jóvenes distinguidos del año”

Felipe López Ventura  tiene 21 años, ha logrado los mejores promedios para convertirse en abanderado tanto en la escuela primaria como en la secundaria (instituto). Es un apasionado autodidactica de la informática y el diseño web, y actualmente cursa el segundo año de la carrera Diseño de Multimedios. Hasta aquí, nada que llame la atención más allá de su aplicación al estudio. Pero  Felipe es un verdadero ejemplo de vida y ha sido distinguido como uno de los “Diez Jóvenes Sobresalientes del Año”, premio que otorga la Bolsa de Comercio de Córdoba, Argentina.

El caso es que este joven cristiano,  miembro de la iglesia Jesucristo Rey  de la ciudad de Córdoba, se moviliza en silla de ruedas automática desde su ingreso a primer grado, ya que padece “atrofia espinal”,  una enfermedad motriz caracterizada por la falta de tonicidad muscular. Se alimenta por medio de un botón gástrico y usa respirador desde los 12 años. Cuando le diagnosticaron la enfermedad, a los cinco meses de haber nacido, su pronósticode vida era de dos años.

 FELIPE EN EL PALACIO
La ceremonia de entrega del Premio Certamen Diez Jóvenes Sobresalientes se realizó el 21 de noviembre en el Palacio Ferreyra, sede del Museo Superior de Bellas Artes, y contó con la presencia de del gobernador de la Provincia de Córdoba, Juan Schiaretti, quien quedó muy impactado por el caso de Felipe y al finalizar el acto quiso fotografiarse con él.

LA PROPUESTA
Felipe fue propuesta al Premio por la arquitecta  Mónica Micolini,  quien lo conoce desde el momento de su nacimiento.

“Para Feli, la función más elemental llega como recompensa al esfuerzo para alcanzarla: Comer, respirar, hablar, moverse, son cosas que la mayoría de nosotros hemos recibido de la vida como un regalo. Él además ha superado difíciles cirugías, muchísimos ingresos hospitalarios y haber estado almismo borde la de muerte”, expresa.

Como elemento válido para su postulación, Micolini destacó que “Felipe ha sido y es brillante en sus estudios. Pone el cien por ciento de él en todo lo que hace. Es solidario, todos le quieren por su generosidad y sensibilidad hacia el otro”.

 Su lema es:  “Viva la Vida”  y por eso lleva un cartel enorme con esta frase en el respaldo de su silla de ruedas , “dejando su sol a quienes le miran sorprendidos en su andar cotidiano”, puntualiza.

La presentación hecha por Micolini también destaca que “la esperanzaes la mejor posesión de Felipe. Su gran capital: su familia y sus amigos. Él no teme a la muerte, pues sabe que Dios lo sostiene en cualquier circunstancia. Es un joven de fe!”

Y concluye diciendo: “Feli está listo en todo momento para los desafíos que se le presenten. Pero tiene la madurez suficiente para no desesperarse si no ocurre lo que espera en el lapso de su vida.Felipe es ‘ la voz de un ángel que dijo que te diga: Celebra la Vida! ’.

 VIVA LA VIDA
A pesar de su discapacidad, Felipe ha tenido oportunidad de disfrutar de vacaciones en familia, visitando diferentes lugares del país, y el año pasado se  subió a una hamaca por primera vez.  Esto fue en la plazoleta del Hospital Infantil, una de las primeras inauguradas en la ciudad con juegos inclusivos.

Una nota periodística publicada en la oportunidad decía: “Emocionado y feliz, Felipe, un joven de 20 años, pudo subirse por primera vez a una hamaca (columpio) y a un subibajas (tobogán)”.

 

“Su sonrisa no podía disimular la emoción y la felicidad de jugar”, escribió Luz en su blog.

Felipe trabaja en diseño de sitios web y aclara que “dadas mis condiciones, deben encargarme los trabajos con tiempo”. Su dirección de contacto es:  www.felipelopez.com.ar

Por otra parte, hizo una solicitud durante la entrevista: “¿Puedes poner mi dirección de Facebook en el artículo? La gente se puede suscribir a las actualizaciones públicas sin ser amigos.  http://www.facebook.com/unapersona ”.

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *