4

Oct

2016

Hasta que la muerte los separe

hasta-que-la-muerte-los-separe-por-dennis-l-wingfield

Pues la mujer casada está ligada por la ley a su marido mientras él vive; pero si su marido muere, queda libre de la ley en cuanto al marido. Así que, mientras vive su marido, será llamada adúltera si ella se une a otro hombre; pero si su marido muere, está libre de la ley, de modo que no es adúltera aunque se una a otro hombre. Romanos 7:2-3

¿Cuál es la visión de Dios de la alianza, en particular el pacto del matrimonio? Uno sólo tiene que mirar a los hijos de Israel, su pueblo escogido, para entender la posición de Dios en relación con el pacto. Dios permaneció fiel a Israel a pesar de su infidelidad a Dios. En el libro de Oseas, Dios compara a Israel con la esposa infiel de Oseas, Gomer, viviendo una vida de prostitución.

Cuando por primera vez el SEÑOR habló por medio de Oseas, el SEÑOR le dijo: Anda, toma para ti a una mujer ramera y engendra hijos de prostitución; porque la tierra se prostituye gravemente, abandonando al SEÑOR. Oseas 1: 2

Después de años de adulterio y prostitución, Oseas rescata a su esposa Gomer de un mercado de esclavos, llevándola a su casa al lugar que le corresponde.

Y el SEÑOR me dijo: Ve otra vez, ama a una mujer amada por otro y adúltera, así como el SEÑOR ama a los hijos de Israel a pesar de que ellos se vuelven a otros dioses y se deleitan con tortas de pasas. Oseas 3: 1

Dios es siempre fiel a Israel a pesar de su infidelidad.

 Dios se “alejo” de los israelitasno porque a pesar de ser infieles los amaba, como los esposos lo hacen muchos hoy en día cuando hay infidelidad en el matrimonio?
¿Y si Dios deja a Israel en sus malos caminos?
¿Y si Dios deja de amar a los pecadores?

Dios nunca haría una cosa así pero hoy día muchos tratan de decir que él permite esa misma cosa acerca de su matrimonio. Dios no puede contradecirse a sí mismo. Dios nunca deja de amar, aun cuando no es amado. Él no espera nada menos de ti y de mí en nuestros matrimonios. Como Dios lo hace, nosotros también. El convenio está en vigor, siempre y cuando ambas partes todavía están vivos.

Y tú, vuelve a tu Dios, practica la misericordia y la justicia, y espera siempre en tu Dios. Oseas 12:06

Dios amó a Israel, esperando su regreso. Dios espera que ames a tu cónyuge siempre, también esperando su regreso. Dios nunca dejará de amar a tu cónyuge, con suavidad lo llamara al arrepentimiento, atrayéndolo(a) a tú casa a tus brazos amorosos. Espera pacientemente a que Dios actúe, no pierdas nunca la esperanza.

Porque la necedad de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres. 1 Corintios 1:25

No hay sabiduría más alta que la sabiduría de Dios. Es una locura pensar que los caminos  del hombre podrían superar la gloria de Dios.
Sométete a los mandamientos de Dios, como se establece en Su Palabra. Sólo encontrarás la verdadera felicidad en ser obediente a Dios.

Como Oseas, amaba a mi esposa rebelde, aun cuando ella amaba a cambio. Obedecí a Dios en honor a mi promesa de matrimonio “para tener y mantener hasta que la muerte los separe”.
Tenemos que mirar más allá de Jesús, clavado en una cruz, para ver que el amor da especialmente cuando duele.

Dios nunca te dirá que hagas algo que es contrario a su naturaleza.
Dios ama al pecador, estás llamado a hacer lo mismo.
Para ser un seguidor de Cristo, estás llamado a tomar el camino.
Nunca es el camino más fácil, el viaje va a ser difícil.
Sin embargo, con Cristo a tu lado como tu escudo y fuerza, la victoria será tuya.
El camino de Dios es la única forma de verdadera alegría.
Es mi oración que tú te mantengas firme en tu voluntad de agradar a Dios a través de tu obediencia a Él, en honor a tus votos matrimoniales hasta que la muerte los separe.

Paz y bendiciones en el nombre de nuestro Señor Jesucristo

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *