29

Jun

2017

¿Importa quién escribe las canciones que cantamos?

 
Hace un tiempo, un lector de mi blog me envió esta pregunta:


A mucha gente en nuestra iglesia le gusta la canción “Your Grace Is Enough” [Tu gracia es suficiente], que creo que fue escrita por Matt Maher y Chris Tomlin. Hice algunas indagaciones sobre Matt Maher y descubrí que es un artista católico muy conocido. Hay quienes dicen que, dado que la canción fue escrita por un católico, no debería ser cantada. ¿Cómo deberíamos pensar y razonar algo así?

¿Cómo pensamos y razonamos el uso de canciones escritas por personas que mantienen creencias contrarias a lo que creemos que la Biblia enseña? No creo que haya reglas sólidas y claras en esta área. Pero he aquí algunos pensamientos.

El contenido inmediato es el que más importa.

Saber quién escribió una canción no debería hacerla mejor o peor. Primero debería evaluar una canción por los méritos propios de la letra en sí misma, sin ninguna explicación, porque esa es la forma en que la mayoría de la gente la va a cantar y escuchar.

Las asociaciones son importantes.

Aunque el contenido lírico es el más importante, no siempre cantamos canciones en un vacío. Debo tener cuidado con introducir una canción que pudiera ser buena en sí misma, pero podría llevar a que la gente sea expuesta a un ministerio, artista o iglesia que, de otra manera, no apoyaría. En este caso específico, ya que “Tu gracia es suficiente” es más conocida por medio de Chris Tomlin, este no sería un problema para mí.

Las asociaciones pueden cambiar con el tiempo.

Hoy las iglesias cantan canciones que fueron escritas por católicos romanos, unitarios universalistas, y otros que sostenían convicciones teológicas con las cuales podríamos no estar de acuerdo. Pero, debido a que la canción está desconectada de sus orígenes, nadie lo sabe.

Los compositores a menudo revelan sus prejuicios teológicos.

Si sé que una canción ha sido escrita por alguien cuya ortodoxia cuestiono, debería ejercer más cuidado al examinar su contenido. Canciones de católicos a veces presentan una visión de la gracia que no está clara, o pesada en el resultado de la gracia, pero ligera en cuanto a la justificación por la fe. Me parece que muchas veces el problema está con lo que la canción deja fuera, en vez de con que realmente dice. Por ejemplo, “A Media Noche Resonó” [It Came Upon a Midnight Clear] fue escrita por Edmund Sears, un ministro unitario del siglo XIX. Aunque ha sido arreglada sobre una hermosa melodía, y puede llevar connotaciones poderosas, no está muy clara acerca del significado del nacimiento de Cristo.

En pocas palabras, si creo que cantar una canción va a exponer a mi iglesia a una influencia poco útil, voy a evitarla. Y si no creo que eso va a suceder, y las letras son sólidas, voy a cantarla.

Escrito por Bob Kauflin
Bob Kauflin sirve como Director de Sovereign Grace Music para Sovereign Grace Ministries. Sus labores principales incluyen el equipar a pastores y músicos en la teología y práctica de la adoración congregacional, y supervisar los álbumes producidos por Sovereign Grace Music. Actualmente está participando en la plantación de una iglesia en Louisville, Kentucky, dirigida por CJ Mahaney. Está casado con Julie y tienen seis hijos.
 
Fuente: https://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/recuperando-la-prioridad-de-la-santidad-sersonal

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *