16

Ene

2012

Juez concede a iglesia evangélica negra usar el local que compró al Ku Klux Klan

La realidad tiene en ocasiones noticias curiosas y con un cierto sentido de justicia no sólo legal sino social e histórica. Según un reciente fallo judicial, la Iglesia Bautista Nuevos Comienzos es la legítima propietaria del edificio donde se encuentra el local Redneck Shop, del Ku-Klux-Klan, en la ciudad de Laurens, ubicada en el estado de Carolina del Sur, en los Estados Unidos.

  Redneck Shop contiene un museo del KKK, y vende además camisetas que llevan auténticos insultos racistas. El juez ordenó además que el dueño de la tienda pague 3.300 dólares por los costes legales a la iglesia.
   UN POCO DE HISTORIA
  Desde 1996, la tienda Redneck Shop ocupaba un viejo cine en Laurens. Para hacerse una idea del contexto social de esta ciudad,  su nombre se debe a Henry Laurens, un traficante de esclavos del siglo XVIII. Por si este dato no fuera suficiente, Redneck es un término grosero que identifica a una persona sureña de ideas racistas.
   La propiedad del edificio fue transferida en 1997 al reverendo protestante de raza negra David Kennedy y su iglesia  a través de su propietario, un miembro del KKK que estaba enfrentado a otros de sus compañeros de la organización racista, según cosnta en las actas judiciales.
  Sin embargo, una cláusula en el primer documento de propiedad (antes de su venta) se autorizaba a John Howard (ex Gran Dragón, un alto cargo de la jerarquía del KKK) a mantener su negocio en el edificio hasta su muerte, argumento que él utilizó para no permitir a la iglesia evangélica negra ocupar la propiedad que habían adquirido y pagado.
   VICTORIA LEGAL Y MORAL
   Tras más de diez años de solicitar una actuación legal sobre la propiedad, Kennedy y su iglesia demandaron legalmente a Howard en 2008 ; que alegó que “si alguien se siente ofendido, que no venga, No hay nada aquí contrario a la ley”.
  Pero finalmente el 9 de noviembre pasado, el juez que llevaba el caso falló a favor de la Iglesia Bautista Nuevos Comienzos.
  David Kennedy tiene una larga trayectoria de lucha contra el racismo, y ha declarado que sus feligreses estaban felices por el fallo, aunque se ha necesitado un camino largo y doloroso: “Ha demorado mucho tiempo” ha dicho el pastor; pero “sabíamos que habíamos hecho todo correctamente… y la corte sabe lo que hemos sufrido”.

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *