9

Oct

2014

La Vara y el Cayado de Dios, Confortan no Condenan

La-Vara-y-el-Cayado-de-Dios,-Confortan-no-Condenan-Por-Rick-Warren

 

“Pero tú, oh Señor, eres Dios de compasión y misericordia, lento para enojarse y lleno de amor inagotable y fidelidad.” Salmos 86:15 (NVI)

Dios es un Dios de compasión. Salmo 86:15 dice: “Pero tú, Señor, eres un Dios clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor y fidelidad” (NVI). La Biblia también dice: “Dios es el Padre que está lleno de misericordia y de toda consolación” (2 Corintios 1: 3b NCV). 

Algunos de ustedes pueden haber crecido con un padre que estaba lleno de juicio y distante de ustedes. Pero eso no es lo que es Dios. Dios no es ese padre. Dios es el Padre que está lleno de misericordia. Dios es el Padre que está lleno de confort. Ese es el tipo de relación que te ofrece.

Si vas a tener esperanza, tienes que ver quién es realmente Dios. Tienes que ver que Él no entra en tu vida para que te sientas juzgado, sino para hacerte saber que realmente le importas.

¿Qué es lo que realmente le gusta a Dios? Dios es todo acerca de ser una parte de tu vida cotidiana. Dios está a punto de estar cerca de ti. Todo lo que Dios quiere es de tener una relación contigo. La Biblia dice en el Salmo 23: 4, “Aunque ande en valle de sombra, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento” (NVI).

Algunos de ustedes que luchan con ver a Dios como una condenación en camino, “¡Míralo ahí! Él es un Dios que condena. Él tiene una vara y un cayado, y él está ahí afuera para atraparme. Ahí está la prueba”.

Déjame que te cuente de qué se trata. Este versículo es reconfortante, no condena. La vara y el cayado de Dios no están tratando de hacerte daño o castigarte. Ellos te infundirán aliento. ¿Cómo? La imagen de un pastor y sus ovejas. El pastor usa una vara para disciplinar a las ovejas y un cayado para dirigir a las ovejas. Si una oveja se dirige a un acantilado, el pastor usa la vara y el cayado para asegurarse de que no lo vuelva a hacer. ¿No te parece que es una buena cosa? Cuando te diriges a un precipicio, Dios traerá disciplina y sentido a tu vida para evitar tu caída en ese acantilado. No te está condenando; es reconfortante, porque alguien te ama lo suficiente como para decirte cuando te diriges en la dirección equivocada.

Esa es la clase de Dios que nos ama. Esa es la clase de Dios que nos consuela. Esa es la clase de Dios que nos da esperanza.
 
Reflexiona Sobre Esto

  • Habla de alguna vez en tu vida cuando Dios te proveyó una comodidad al darte dirección y orientación.
  • ¿Cómo se puede también extender la compasión y la comodidad cuando tú ofreces disciplina y dirección a tu hijo o alguien en tu vida?
  • ¿Qué te hace resistente a la comodidad y la misericordia de Dios?

____________________________________________________________
Escrito por Rick Warren
Es el fundador y actual autoridad pastoral de la Iglesia Saddleback Church, localizada en Lake Forest, California, siendo esta una de las ocho congregaciones más grandes de los Estados Unidos en la actualidad.

Fuente: http://rickwarren.org/devotional/spanish/la-vara-y-el-cayado-de-dios-confortan-no-condenan

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *