11

Feb

2013

Megan Fox, una cristiana contra su imagen de celebridad

Megan Fox contrajo matrimonio en junio de 2010 con el popular actor Brian Austin Green, conocido por la serie de televisión “Beverly Hills, 90210”. Fox ha dado a luz a un hijo en septiembre pasado, y para ella su fe en Jesús y la vida de iglesia son una prioridad en el momento actual.

Megan Fox, aparecerá en la portada en la edición de febrero de la revista Esquire, donde habla sobre el fenómeno pentecostal de “hablar en lenguas” que afirma la vigencia del relato bíblico descrito en Hechos 2:1-4. La actriz reveló que ella comenzó a hablar en lenguas a la edad de ocho años, y que creció en una iglesia pentecostal en Tennessee.

Hablando de esta experiencia, revela que la primera vez “sientes una enorme energía (…) y entonces todo tu cuerpo está lleno de una especia de corriente eléctrica, y notas que has empezado a hablar, pero sin pensar ni entender lo que dices. Las palabras salen de tu boca, y no las puedes controlar “, explica la actriz a la publicación. “La idea es que es un idioma que sólo Dios entiende. Es el idioma que se habla en el cielo. Se llama ‘ser lleno del Espíritu Santo “.

La actriz habló también a Esquire acerca de las curaciones que tienen lugar en la iglesia donde asiste, y asegura que ha visto “cosas imposibles”. “He visto cosas sobrenaturales suceder. He visto a personas sanadas.”, dice Fox.

EL PROBLEMA DE LA FAMA

Mientras que Megan Fox es una fiel miembro de su iglesia, su imagen hacia fuera como actriz es la que saltó a la fama tras aparecer en la película “Transformers”, todo un éxito en 2007. Sin embargo, la actriz no se siente en absoluto a gusto con ese estilo de celebridad y las fotos provocativas de su persona.

“No creo que la gente lo entienda. (…) La gente no se da cuenta de que la fama, es peor que la experiencia de ser acosado en la escuela secundaria ??por otros chicos, porque es parecido pero a una escala global, en la que estás siendo acosado por millones de personas constantemente”.

Algo que ella rechaza de plano es que la quieran ver como un símbolo sexual.- Aunque sus fotos han promocionado una mujer de gran belleza, a veces provocativa, Megan confesó que es sólo “una pose” y que especialmente ser madre le cambió la vida y que a partir de ahora será “mucho más exigente” a la hora de aceptar determinados papeles en el cine, sobre todo si tiene que mostrar su cuerpo.

En cuanto a la imagen que se forjó dice:

“Me sentí impotente con esa imagen, en absoluto me identificaba. Y es como que se comía cualquier otra parte de mi verdadera personalidad, no era yo sino cómo la gente me veía, y parecía que no había nada más que ver o saber de mí”, dice Fox a la revista masculina. “Eso me ha distorsionado en cómo me ve la gente, porque yo no tengo nada que ver con esa imagen”.

Fuente: http://actualidad.noticiascristianas.me/megan-fox-una-cristiana-pentecostal-contra-su-imagen-de-celebridad

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *