25

Jul

2012

Mel Gibson es acusado de odiar a los judíos por su guionista Joe Eszterhas


Joe Eszterhas, el guionista de la película «The Maccabees», acusó en una carta al actor Mel Gibson de «odiar a los judíos y de opinar, supuestamente, que John Lennon mereció la muerte», según una misiva publicada por la web «The Wrap».

El diario se hace eco del enfrentamiento entre el guionista y el actor después de que Warner Bros decidiera aparcar el rodaje de «The Maccabees», con guión de Eszterhas, que relata la vida de Yehudá el Macabeo, el guerrero judío que lideró la revuelta contra los ejércitos griegos y sirios en el siglo II a.C.

«Le he dedicado dos años de mi vida a investigar y escribir el guión, y estoy profundamente decepcionado de que no hayas tenido la decencia de responder», escribió Eszterhas en una misiva de nueve páginas que le envió al protagonista de «Braveheart».

Eszterhas acusa también a Gibson de «no haber tenido nunca la intención de hacer la película sobre los macabeos» y de haber anunciado que lo haría, para distraer la atención sobre sus problemas personales.

El guionista de filmes de éxito como «Instinto básico» o «Showgirls», agregó en su carta, reproducida por completo por la página web sobre Hollywood «The Wrap», en la que escribe que Gibson le dijo en una ocasión que John Lennon merecía morir.

«Me alegro de que esté muerto. Se lo merecía. Era un maldito mesiánico», dijo supuestamente Gibson sobre el músico de los Beatles, según Eszterhas, que también aseguró que el actor le señaló: «Mira que canciones, ‘Imagine’. Odio esa maldita canción. Me alegro de que esté muerto».

El guionista criticó a Gibson por hablar de los judíos en términos despectivos y le recordó que en una ocasión dijo que «el Holocausto es un montón de sandeces», o que «el papa Juan Pablo II era el anticristo y el Diablo». También expuso como responsabilizó de la muerte de su antecesor en el Vaticano, Juan Pablo I, «a una conspiración de judíos liberales».

Según el diario «New York Daily News», Gibson respondió por carta a las acusaciones de Eszterhas, en la que admitiría que «reaccionó más de lo que habría debido» durante una pelea entre ambos, pero que «rápidamente envié una disculpa por escrito».

El actor también señaló, según el rotativo neoyorquino, que la película se descartó debido a que el guión era malo y no por antisemitismo.

La participación de Gibson en esa película ya levantó en 2011 el rechazo de parte de algunos miembros de la comunidad judía estadounidense por la animadversión mostrada por el intérprete hacia su colectivo en el pasado.

En 2006, el actor culpó a los judíos de «todas las guerras del mundo» cuando le detuvieron por conducir ebrio y dos años antes se le acusó de dar una mala imagen de los judíos en su filme «La pasión de Cristo».

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *