30

Ene

2016

No cambies a Dios por una relación pasajera

No-cambies-a-Dios-por-una-relación-pasajera

 
No conquistes solamente a tu pareja, Recuerda tu misión, estas llamado a conquistar almas para Jesús. No dejes a un lado tus prioridades y responsabilidades.

No está mal tener a tu pareja y dedicarle tiempo, claro está, ni sonreír al recordar su nombre, no está mal el deseo de conocerle cada día mas. El problema es cuando dejas de cumplir tus responsabilidades con la iglesia por salir con tu pareja, cuando no puedes orar más de 10 minutos pero si amaneces hablando con tu cónyuge. El problema esta cuando tu pareja toma el primer lugar en todo lo que haces, piensas y dices. ¡Recuerda!

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Mateo 6:33”

No es un problema anhelar una pareja ni pedir al Señor por ella, al contrario pues es necesario pedirle dirección y sabiduría para poder afrontar y ser responsable de una relación. Desear cariño no es malo, todos nacemos con la necesidad de ser amados y queridos, de expresar amor los unos por los otros. El problema en sí, esta cuando nos alejamos de la idea central y de nuestro modelo a seguir, que es Cristo Jesús con sus enseñanzas y sus mensajes para su pueblo.

Una relación solida es aquella donde ambos están apasionados cada día por cumplir el propósito de Dios en sus vidas.

Una relación no es algo físico solamente, debemos cuidar y fomentar los tres aspectos, una relación física, emocional y espiritual siendo guiada por nuestro Señor, para evitarnos tropiezos.

Joven, si tienes pareja ¡Da gracias a Dios! Disfruta de tu relación, pero ambos enfocados en Dios y juntos para su agrado y honra. Nunca descuides a tu pareja ni dejes de conquistarle como si fuera el inicio de la relación y fortalece esa eterna unión.

Joven, si no tienes pareja ¡Da gracias a Dios! Disfruta de tu soltería, no es sinónimo de tristeza, sino de preparación. Pídele a Dios por esa persona especial y no te dejes llevar por emociones, prepárate cada día más y mas para estar listo para tu ayuda idónea y así unirse en matrimonio.

¡No te olvides nunca de agradar a Dios!

Escrito por © Sexualidad y Juventud
 
Fuente: http://www.sexualidadj.org/2015/10/no-cambies-dios-por-una-relacion.html

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *