30

Ago

2015

No dejes que el Chisme Destruya tus Relaciones

No-dejes-que-el-Chisme-Destruya-tus-Relaciones-Por-Rick-Warren

 

“La gente chismosa revela los secretos; la gente confiable es discreta.” (Proverbios 11:13 NVI)

Tendemos a pensar que el chisme es uno de esos pecados “menores”. Pero cuando Dios habla del chisme, lo pone en la lista con cosas tales como inmoralidad sexual y asesinato. ¿Por qué? Porque es muy destructivo para las relaciones. El chisme puede dividir a amigos, familias e Iglesias.

El chisme es hablar sobre una situación con alguien que no es parte del problema ni parte de la solución. Si somos honestos con nosotros mismos, lo que estamos haciendo es sentirnos un poco más importantes a expensas de alguien. Hablamos acerca de sus heridas y sus problemas para sentirnos un poco superior a ellos moralmente. Ese es el peligro y el daño del chisme.

Hay una historia en el Antiguo Testamento sobre una familia que luchó con el chisme. Moisés tenía una hermana llamada Miriam que cierta vez fue atrapada chismeando acerca de Moisés con el resto del pueblo. Dios llamó a Moisés y a Miriam para tener una pequeña charla. Habló con Miriam y le dijo que lo que había hecho estaba mal y en ese mismo momento le sobrevino lepra. Tal vez estés pensando, “Suena terrible, pero me gustaría que eso le pasara a las personas que chismean sobre mí. Tal vez no lepra – pero un buen virus estomacal, para que se den cuenta cuánto duele el chisme”.

¿Sabes lo que hizo Dios después? Invitó a Moisés a orar por la sanidad de Miriam – la persona que había esparcido chismes en su contra.

Algunos de ustedes fueron heridos profundamente por el chisme y por cosas que se han dicho de ustedes en la oficina o por la falta de un amigo o un familiar que reveló algo que le confiaste en privado. Esto es lo que Dios tiene para decirte: “Ora por la persona que chismeó en tu contra para que puedas ser liberado del dolor en tu vida”.

O quizás eres tú el que esparció el chisme. Esta historia está en el Antiguo Testamento para recordarnos cuán serio y cuán dañino puede ser para las personas, tanto para el que esparce el chisme como para aquel de quien habla el chisme.

Cuando guardas un secreto, te habilita para que puedas conectarte con otros de manera productiva, sana y genuina.

Proverbios 11:13 dice, “La gente chismosa revela los secretos; la gente confiable es discreta.” (NVI)

¿Eres la clase de persona que puede guardar un secreto, de manera que las personas puedan confiar en ti?

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué cosas especificas Dios quiere que ores por la persona que chismeó sobre ti?
  • ¿Qué es lo que haces generalmente cuando las personas alrededor tuyo comienzan a chismear?
  • ¿Por qué el ser una persona confiable ayuda a profundizar tus relaciones?

Escrito por ​Rick Warren
Fundador y actual autoridad pastoral de la Iglesia Saddleback Church, localizada en Lake Forest, California, siendo esta una de las ocho congregaciones más grandes de los Estados Unidos en la actualidad.
 
Fuente: http://rickwarren.org/devotional/spanish/no-dejes-que-el-chisme-destruya-tus-relaciones

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *