19

Nov

2013

No es bueno que el hombre esté solo

No es bueno que el hombre esté solo

En Génesis 2:18 el Señor declara: “No es bueno que el hombre esté solo, le haré ayuda idónea para él”. Tú lo has leído. Yo lo he leído. Y suena siempre tan encantador. Pero, ¿nos hemos parado a preguntarnos la verdadera razón por la que no es bueno que el hombre esté solo? Vamos a verlo.

1. – . El hombre fue creado para estar con otros.

En primer lugar, si miramos las cosas desde un ángulo estrictamente antropológico, el hombre fue creado para la comunión y el compañerismo. Como receptor del gran amor de Dios, él necesitaba gente a su alrededor con quien poder compartir las bendiciones del Todopoderoso. El hombre no fue hecho para estar solo. Dios no nos creó como seres aislados e individualistas. Hay algo dentro del corazón del hombre que necesita a los demás. Forma parte de su constitución. La gente que se esconde lejos de la vida comunitaria durante períodos prolongados de tiempo, se convierten en bárbaros, locos e incivilizados. Recuerda que el peor castigo posible para cualquier prisionero es ser confinado a una celda de aislamiento. El hombre no soporta estar solo.

2. – . El hombre fue creado para reflejar a Dios.

Pero al hombre no sólo se le dio una perfecta compañera como ayuda para complacerlo. La razón de ser (de su existencia) de Eva no fue solo antropológica. Fue teológica. Adán y Eva juntos representaban la imagen y semejanza de Dios en la tierra. Sólo cuando fueron varón y mujer juntos es que Dios declaró que eran conforme a “su imagen” (Génesis 1:27), no un segundo antes. Pablo dijo que cualquier enseñanza que prohibiera al hombre casarse era una doctrina de demonios (1ª Timoteo 4:1-3). Cuando dos se convierten en uno, entonces, son capaces de dar a conocer la gloria de Dios en la tierra. ¿Por qué? Porque el Dios de las Escrituras es trinitario. Dios nunca ha estado solo. Incluso antes de la fundación del mundo, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo moraban en eterna comunión y amor. Dios se deleita en los demás. Él vive en la dicha de la unión perpetua.

3. – . El hombre fue creado para mostrar a Cristo y a la iglesia.

No es hasta que llegamos al Nuevo Testamento, que nos encontramos con otra de las razones de por qué el matrimonio entre hombres y mujeres es tan importante. Efesios 5:22-33 es un párrafo precioso que establece una analogía entre la relación marido-mujer y la de Jesús-iglesia. El matrimonio existe para magnificar a Cristo. Nos dice algo del gran amor entre el Salvador y Su pueblo salvado. En esta porción de la Escritura Pablo enumera varias cosas que hacen que el matrimonio manifieste a Cristo: la sumisión, el liderazgo, la protección, el amor, el sustento, el cariño, la unión, el respeto, etc. En otras palabras, cuando dos almas se casan en la tierra, su matrimonio no es un fin en sí mismo. Apunta a una realidad más grande, es decir, el amor entre Cristo y su rebaño.

Conclusión

Lo anterior debería ayudarnos a comprender por qué no es bueno que el hombre esté solo. Evidentemente algunos discípulos pueden tener el don de la continencia y, por lo tanto, no sienten el deseo de casarse, pero aún así, eso no los excusa del cálido abrazo de hermandad humana y la fraternidad. Todos fuimos creados los unos para los otros. Eso es lo bueno para nosotros. Eso es lo que nos hace reflejar a Dios. Y eso es lo que muestra el amor del Señor Jesús por Su novia.

 
____________________________________________________________
Escrito por Will Graham
Nacido en Belfast (Irlanda del norte), lleva seis años sirviendo al Señor en la nación de España. Se dedica al ministerio de la predicación itinerante además de ser profesor en el Seminario Evangélico Español (Córdoba).
 

Fuente: https://www.facebook.com/notes/will-graham/no-es-bueno-que-el-hombre-est%C3%A9-solo/595237960512900

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *