2

Abr

2012

Pretenden legalizar el matrimonio homosexual en Australia

Actualmente hay dos proyectos de ley ante el parlamento australiano que pretenden legalizar el matrimonio del mismo sexo y redefinir el matrimonio entre un hombre y una mujer.

Los proyectos de ley son bastante similares respecto a la cuestión para la que fueron escritos. La legislación eliminaría la actual prohibición de matrimonios del mismo sexo, mientras que permite a las instituciones religiosas el derecho a negarse a realizar ceremonias que no van de acuerdo a sus enseñanzas.

Adán Bandt, un legislador del izquierdista Partido Verde, que es un socio de la coalición en el gobierno de la minoría, presentó el primer proyecto de ley.

El segundo fue presentado por un legislador del Partido Laborista, Stephen Jones, sólo pocas semanas después de que el partido en el gobierno levantara su oposición a uniones del mismo sexo.

El partido Verde ha pedido desde hace tiempo el reconocimiento legal del matrimonio gay en Australia, mientras que los principales partidos políticos se han opuesto firmemente. La mayoría de los comentaristas sugieren que la mayoría de la gente en el país se opondría a un cambio en la definición tradicional del matrimonio.

“Sabemos que como están las cosas, si cualquiera de estos proyectos de ley se sometiera a votación ahora, sabemos que va a fracasar”, dijo Bandt.

La legislación australiana, fue modificada en 2004 para definir claramente que la unión entre un hombre y una mujer es la única asociación que puede ser legalmente reconocida como matrimonio. No hay un calendario establecido para una votación sobre cualquier proyecto de ley que levantaría la prohibición.

El legislador Liberal Alex Hawke, que se opone al matrimonio gay, dijo que la cuestión no es acerca de los derechos humanos, sobre todo por el hecho de que las parejas del mismo sexo enfrentan poca o ninguna discriminación bajo la ley federal y tienen igual derecho que todos como los beneficios de pensiones y de salud que están disponibles a todos los demás.

“Estamos hablando de una propuesta radical para socavar una institución social fundamental que ha sido la base de nuestra sociedad desde hace miles de años”, dijo Hawke al Parlamento.

La primer ministro Julia Gillard (En la Foto), quien también se opone al matrimonio gay dejó en claro que los miembros de su partido conservador de coalición liberal-nacional esperan mantener la actual definición de matrimonio si el voto se llama.

“Nuestra posición es clara. Creemos que el matrimonio es entre un hombre y una mujer y esa es la forma en que la Coalición va a votar”, dijo Joe Hockeyla, un miembro del partido coalición Liberal-Nacional.

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *