17

Dic

2013

¿Qué no debes publicar en Facebook?

que no debes publicar en facebook

Desde su aparición en 2006, Facebook ha marcado un antes y un después en las redes sociales. Hoy por hoy es imposible concebir una plataforma de este estilo sin salirse del molde de Facebook y este éxito se ve materializado en la enorme comunidad que se ha formado a su alrededor. Actualmente Facebook es la red social más utilizada en la mayoría de los países.

La facilidad con la que Facebook se ha inmiscuido en nuestra vida cotidiana ha sido tan gradual que, casi sin darnos cuenta, las fronteras que dividen nuestra vida privada de la pública se difuminaron hasta extinguirse. Debido a la idiosincrasia de esta red, Facebook nos puede traer problemas si no le prestamos atención a las cosas que publicamos.

Por ello elaboramos una lista de sugerencias sobre cosas que no deberías publicar en Facebook.

Fotos de tus hijos pequeños

En estos tiempos es común encontrar álbumes de fotografías familiares repletos de fotos de bebés o de infantes muy pequeños. Es claro que un nacimiento es un evento importantísimo en la vida de cualquier familia, por lo que es más que entendible que uno quiera compartirlo con el mundo.

El problema es que nadie les ha pedido permiso a esos niños para tener su imagen ahí, al acceso de todo el mundo. Es muy importante proteger la privacidad de tus seres queridos, aún si no están en edad de decidir, el derecho de imagen es universal con todos.

Si tienes familiares en otros países, existe algo fantástico llamado e-mail con el cual puedes enviar fotografías sin la necesidad de exponer a tus hijos a la esfera pública.

Tu rutina

Nadie cree que esto le sucederá hasta que le pasa. Además de molesto, no es prudente publicar tu rutina diaria en Facebook. Piensa que siempre es posible que eso lo esté leyendo una ex-pareja o, llanamente, un acosador.

Además, como dijimos anteriormente, a nadie le interesa saber a que club vas a la noche o si te has comprado un buen cepillo de dientes.

Información de tu trabajo

Probablemente te estés muriendo de ganas de contarle al mundo sobre tu nuevo ascenso, lo cual es totalmente entendible, pero sugerimos que eso lo guardes para la esfera privada. Son muy numerosos los casos donde un empleado es despedido de su oficina por ventilar intimidades de su empresa, cosas tales como información sobre grandes proyectos, compras o simplemente descargues contra sus jefes.

Haciendo uso del sentido común sabrás darte cuenta de que cosas puedes publicar y cuales es mejor mantenerlas en privado.

Dirección y número de teléfono

A no ser que se trate de de una red social al estilo LinkedIn no existe razón por la cual tengas que hacer pública esta información tan privada. ¿Es necesario explicar por qué?, ¿acaso vas por la calle vociferando tus datos personales por megáfono?, ¿no?, entonces no tiene sentido publicarlos en Facebook.

Fotos embarazosas

Uno puede configurar la privacidad de la cuenta de Facebook y restringir el acceso de forma muy efectiva. No obstante, el hecho de que subas la imagen a la plataforma ya lo aleja del ámbito de la privacidad. A ver si nos entendemos: en internet nada es 100% privado.

Así que piensa bien qué imágenes vas a subir a la plataforma, por más restringido que sea el acceso, una vez allí ya pierdes los derechos legales sobre la imagen.

Nos interesa saber qué precauciones tienes en cuenta a la hora de utilizar Facebook, ¿has tenido alguna experiencia desagradable?, ¿qué piensas de nuestras sugerencias?

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *