15

Ene

2015

¿Qué se Interpone entre tú y Dios?

Qué-se-Interpone-entre-tú-y-Dios-Por-Rick-Warren

 

“Quiten de su vida todo lo malo y lo sucio, y acepten con humildad la palabra que Dios les ha sembrado en el corazón, porque tiene el poder para salvar su alma.” Santiago 1:21 (NTV)

Todos hemos notado que la calidad de recepción en un teléfono celular varía ampliamente. Lo mismo pasa contigo. Debes buscar una posición adecuada para escuchar a Dios.
Algunas veces no le damos a Dios la oportunidad de hablarnos. Cambiamos de opinión, queremos hacer lo que se nos antoja y no lo que Dios quiere. Nuestro corazón está endurecido y no queremos escuchar.

¡Por supuesto que Él no te hablará si tienes una mente cerrada!

Pero si en verdad quieres escuchar a Dios – ¿Y qué creyente dirá que no? – Debes comprender qué es lo que te impide escucharle. Existen tres barreras mentales que mantienen tu mente cerrada al mensaje de Dios.

  1. Orgullo: Si piensas que no necesitas a Dios en tu vida y quieres manejar las cosas, probablemente no escucharás cuando Él hable. El orgullo nos impide estar abiertos a la posibilidad que Dios quiere decirnos algo.
  2. Temor: Mucha gente no puede escuchar a Dios porque tienen miedo de escucharle hablar. Quizá tú pienses que escuchar la voz de Dios te convertirá en un fanático religioso.
  3. Amargura: Cuando te aferras a la amargura, resentimiento o enojo contra alguien no podrás escuchar a Dios, ocurre que tu corazón se ha endurecido. Se ha enfriado y te ha puesto a la defensiva, aun del amor de Dios.

Algunos han sido ofendidos en gran manera, haya pasado esta semana o años atrás y aun se aferran a ello. Debo decirte, que tienes que dejarlo ir. No por esa persona, sino por ti ¡El resentimiento te está matando! El resentimiento es una herida auto infligida que le permite a la gente del pasado continuar lastimándote  hoy. Debes dejarlo ir, no porque quizá merezcan perdón, sino porque tú necesitas avanzar en la vida. Necesitas liberarte de la amargura, el temor y el orgullo que te impiden escuchar la voz de Dios y vivir de acuerdo al propósito que Él tiene para tu vida.

Santiago 1:21 dice: “Por lo cual, desechando toda inmundicia y todo resto de malicia, recibid con humildad la palabra implantada, que es poderosa para salvar vuestras almas” (LBLA).
“Recibid con humildad” significa que debes dejar ir el orgullo y dejar de intentar salir a delante por tu cuenta. Esa es la clave para abrir tu mente y corazón para que así puedas escuchar a Dios.
Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cómo escuchas la voz de Dios? ¿De qué maneras te habla El?
  • ¿Qué cambios debes hacer en tu vida para que puedas desechar “toda inmundicia y todo resto de malicia” y así puedas escuchar la voz de Dios?
  • ¿Por qué crees que a veces comparamos escuchar la voz de Dios con fanatismo religioso?

Escrito por Rick Warren
Es el fundador y actual autoridad pastoral de la Iglesia Saddleback Church, localizada en Lake Forest, California, siendo esta una de las ocho congregaciones más grandes de los Estados Unidos en la actualidad.

http://rickwarren.org/devotional/spanish/qu%C3%A9-se-interpone-entre-t%C3%BA-y-dios


Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *