16

Ago

2014

Tan sólo con una palabra

TAN SÓLO CON UNA PALABRA David Wilkerson.jpg

 

Dios puede restaurar con una sola palabra cualquier cosa que parezca muerta en nuestras vidas. ¿Tienes problemas financieros, y no puedes pagar tus deudas? Esto también le sucedió al Señor con los discípulos y Él arregló la situación de forma sobrenatural.

Cuando llegó el tiempo de pagar impuestos, Cristo y Sus discípulos no tenían dinero para pagar la cantidad necesaria. Así que, ¿cómo arregló el Señor la situación? Él mandó a Pedro a pescar. Jesús le dijo que encontraría una moneda en la boca del primer pez que pescara y que esa moneda cubriría el monto del impuesto.

Sólo puedo imaginarme lo que debe haber pensado Pedro: “¿Dinero de impuestos en la boca de un pez? Tengo que ver esto. He sido un pescador toda mi vida y he visto muchas cosas en la boca de los peces: Gusanos, anzuelos y algas marinas. Pero nunca he visto una moneda dentro de ninguno”. Sin embargo, Pedro pescó su primer pez y le abrió la boca para encontrar una brillante moneda, tal como Jesús se lo había dicho. (ver Mateo 17:27).

¿Por qué inspiró el Espíritu Santo a los escritores del evangelio para que registraran esta historia? Y, ¿por qué Jesús escogió solucionar esta situación con un milagro? ¿Por qué simplemente no recolectó una ofrenda o envió a sus discípulos a trabajar por un día para pagar los impuestos?

Yo creo que acá Jesús se movió sobrenaturalmente quería demostrarle a Sus hijos que Él hará lo imposible por nosotros. Él puede arreglar cualquier problema económico, cualquier crisis familiar o cualquier necesidad abrumante.

Él quería que sepamos que Él es el mismo Dios que alimentó a Elías con pan enviado por cuervos; quien sostuvo a la viuda con un barril de alimento que no se gastaba durante una sequía; el que salvó a esa misma viuda de sus cobradores llenando sus vasijas de aceite de cocinar con un tarro de aceite; quien alimentó a una multitud de 5,000 y después una de 4,000 con unos peces y algunos pedazos de pan. Él sabe que en ciertos momentos de nuestras vidas, sólo un milagro traerá la solución. Y Él quiere asegurarnos de que Él puede hacer lo imposible por nosotros, en cualquier situación.

Fuente: http://sermons.worldchallenge.org/es/node/28873

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *