28

Abr

2013

The Whosoevers: Música para jóvenes sin futuro

Llevar el mensaje de esperanza cristiano a los que nunca lo han oído. Esa sería la premisa de cualquier movimiento cristiano. Pero en el caso de “The Whosoevers” la aplicación de la idea ha levantado mucha polvareda. POD, uno de las bandas impulsoras del movimiento, se ha visto envuelta en una nueva polémica. Esta vez por incluir una palabra malsonante (“the f-word”, como le llaman en el contexto inglés) en una de sus canciones.

Id y predicad las buenas noticias a todas las naciones”. La afirmación de Jesucristo, clara y concisa, no deja mucho lugar a equívocos. Sí que puede haber opiniones distintas sobre cómo hacerlo. La música ha sido un punto de desacuerdo en un debate que ya dura varias décadas. Más aún cuando se ha tratado de movimientos con formas radicales de llevar el evangelio a contextos a los que la iglesia tradicionalmente no ha llegado. La pregunta sigue ahí:¿Qué es lícito y qué no lo es?

POLÉMICA POR PALABRAS INAPROPIADAS

Sonny Sandoval es el líder de Payable on Death (POD), la banda metal que saltó a la fama en 2001 con su disco “Satellite”. Ahora, con un bagaje de 8 álbumes, varias giras alrededor del mundo y actuaciones en los festivales referentes de la música metal, el grupo ha publicado posiblemente el disco más claro en cuanto a su fe, “Murdered Love” (Razor&Tie, 2012).

Ante públicos que no suelen identificarse con su fe cristiana, POD no se arruga. En la canción que da título al nuevo álbum, relatan la cruel tortura y muerte de Jesús de la que, afirman, todos los humanos son responsables. Otro de los nuevos tracks, “Eyez” dice: “No actúes con sorpresa el día en el que Dios juzgue los secretos de los hombres”.

Aunque lo más normal sería que el grupo hubiera recibido críticas desde un contexto secular por sus “letras religiosas demasiado explícitas”, la polémica ha llegado desde el propio entorno cristiano. El motivo es que en la última canción del disco, “I am”, Sandoval usa la palabra “f***”, un término desagradable pero muy usado por los jóvenes.

El grupo ha explicado que el lenguaje soez en esa canción tiene sentido porque en ella Sandoval se pone en la piel de personas de la calle, marginadas socialmente. Después de identificarse con prostitutas, personas traficadas sexualmente, heroinómanos, atracadores y borrachos, el cantante se pregunta en la parte central de la canción: “¿Eres tú la persona que me vas a salvar? ¿Eres tú quien has venido para darme libertad? Si supieras quien soy, ¿realmente morirías por mí? Dicen que Tú eres el hombre maldito, el que cuelga de ese madero. Sé que es el único Hijo de Dios, pero quién [the f***] es Él?”.

Rápidamente la polémica ha llevado a posiciones encontradas.Las librerías cristianas de Estados Unidos venden sólo una versión del álbum que excluye intencionalmente esta canción. Otros cristianos, especialmente en las redes sociales, defienden que el propio Nuevo Testamento incluye palabras contundentes para definir la realidad, como cuando el apóstol Pablo considera que todo es “basura” (que se podría traducir también por palabras más contundentes) comparado con conocer a Cristo.

LLEGAR A LOS JÓVENES MARGINADOS

Sandoval está acostumbrado a este tipo de rifirrafes, teniendo en cuenta el fino filtro que algunos sectores evangélicos de EEUU usan a la hora de medir las actividades que se dan fuera de su iglesia local.

Él ayudó a fundar en 2008 el fenómeno The Whosoevers, uno de los movimientos alternativos más radicales a la hora de alcanzar a los jóvenes, con un énfasis especial en aquellos que no conectan con las formas habituales de la fe cristiana.

Uno de los puntos fuertes del movimiento es que se trata de cristianos que ya tienen una reputación y fama en el mundo de la música metal. Músicos que hace años que ya forman parte de esta subcultura urbana.

“Esos jóvenes no van a escuchar a alguien que no ha pasado por lo mismo que ellos”, explican The Whosoevers en su página web. “Jesús fue donde estaban la escoria de la sociedad, allí es donde queremos ir nosotros también”. El objetivo es traer buenas noticias a personasdes esperadas a las que nadie tiene en cuenta. “Gente que está al borde del suicidio tendrán esperanza y así habrá más y más historias que contar”.

“Tenemos un aspecto extraño, pero Dios nos llamó a ello, así que creemos que Él tiene un plan para todo esto”. Aún en un contexto duro como el de la música metal apuestan por no diluir el mensaje: “Hablamos de las cosas tal como son, somos directos”.

Sonny Sandoval resume su visión personal así: “Veo al chaval que está despesperado y que se va al infierno. Y por eso me siento atraído a ir a la esquina más sucia a ser cualquier chispa de luz que pueda ser allí”.

EVENTOS DE MÚSICA Y DERPOTES EXTREMOS

Con el paso de los años, The Whosoevers se han organizado hasta el punto de hacer espectáculos que incluyen conciertos, charlas, entrevistas con famosos ( como Bethany Hamilton ). Su última conferencia anual se tituló “Amenaza a la religión formalizada… Yo soy” y pudo seguirse en directo en internet. Junto al escenario de los conciertos hay todo tipo de actividades como skateboard o salto con bicicletas.

La esencia del movimiento, su deseo de llegar a una generación desconectada, lo cuentan en un mini Documental. Algunas imágenes son realmente duras. Una chica joven, por ejemplo, explica su adicción a las drogas y cómo eso la llevó a prostituirse.

Algo que The Whosoevers ha conseguido es que no haya diferencias aparentes con las personas con las que se relacionan. En los eventos, el estilo de música y la estética es igual arriba y abajo del escenario. Lo único radicalmente diferente es el mensaje de esperanza, que choca con los ambientes oscuros que suelen dominar este tipo de conciertos.

FLYLEAF, PRESENTES EN UN ENTORNO OSCURO

Junto a POD, impulsan el proyecto otras bandas como Flyleaf. Su música tuvo mucha repercusión por lo espectacular del torrente de voz de su ‘lead singer’, Lacey Sturm (más conocida por su apellido de soltera: Mosley). Sturm se acerca en las letras de sus canciones de una forma realista al oscurantismo en el que muchos viven. Su acción va muy en la línea de To Write Love On Her Arms, otra organización iniciada por cristianos que quiere ayudar a jóvenes con tendencia a autolesionarse en momentos de depresión o estrés emocional.

La estética intrigante de Flyleaf y el título de su segundo disco “Memento Mori” (que en latín significa “Recuerda la muerte”) también han levantado sospechas en muchos sectores cristianos, pese a que sus letras sean más claras en su mensaje bíblico que el de otras bandas del así llamado “mercado cristiano”.

Su canción “Fully Alive” tiene más de 8 millones de visitas en Youtube, y su público se extiende más allá del contexto estrictamente cristiano. En ella, Lacey cuenta la historia de una chica que ha sufrido pero que aún está “totalmente viva, más que la mayoría, preparada para amar y sonreír a la vida y sabe cómo creer en el futuro”.

En el single más reciente de la banda, “Chasm”, Lacey canta: “Cristo, dame algo, estoy con tanta sed, con tanta sed, por favor déjame avisarles”.

DEJAR LA FAMA A CAMBIO DE ALGO MEJOR

Un artículo aparte merecería la historia de Brian ‘Head’ Welch, probablemente la cara más conocida de The Whosoevers. Ex guitarrista de Korn, ex adicto a las metanfetaminas, fue ridiculizado por la Revista Rolling Stone y otros medios tras convertirse al cristianismo y abandonar todo lo que le había rodeado, incluida su banda, que en ese momento era referente absoluto en el contexto metal.

Su cambio radical de vida y valores, sin embargo, no ha evitado que siga manteniendo las largas trenzas en el pelo, los ojos pintados de negro y tatuajes hasta en los dedos de las manos.

Ronney Faisst,profesional de los shows de saltos de Motocross y Ryan Ries,un nombre conocido en el mundo del skateboarding y el snowboard, completan el equipo de The Whosoevers.

¿ES LÍCITO?

La verdadera fuerza del movimiento es su búsqueda de la autenticidad y su deseo de hablar de la esperanza que hay en Dios a personas que nunca han escuchado el mensaje de una forma comprensible. Por ello, sacrifican muchos formalismos y de vez en cuando se ven envueltos en polémicas como la de POD. Incomprendidos por muchos, no entran en discusiones y prefieren invertir el tiempo en conectar con personas que necesitan escuchar algo sobre una esperanza eterna.

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *