11

Feb

2015

Un pensamiento extraordinario para días ordinarios

Un-pensamiento-extraordinario-para-días-ordinarios-Natalie-Castillo

 

“Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra” (Colosenses 3:2).

Día tras día pasa, hoy es un día ordinario, con los afanes de la vida, el trabajo y la rutina. Quiero animarlas a que hagamos un alto y nos detengamos una vez más a analizar nuestro entorno, a enfocarnos en el presente, a re-enfocar nuestra perspectiva de vida y a llenar nuestro corazón con el inmenso amor de Aquél que nos concede el aliento cada día para sobrellevar cada obstáculo.

Hoy consideremos enfrentar la vida no por quienes somos sino por Quién mora en nosotras, CRISTO. ¿De qué sirven los obstáculos, sin vivir con propósito en Él?

Es verdad que muchas veces nos sentimos sin ánimo o cargadas y decimos que no podemos más. Al escoger vivir con propósito en Él, cada lucha vale la pena, así como cada obstáculo, aflicción y carga que abrume nuestro corazón, pues, es una señal de que somos débiles y que solo con el amparo y guía de nuestro Padre Dios a nuestro lado, la tormenta no nos vencerá.

En CRISTO, la debilidad se transforma en fortaleza, Él nos perfecciona cada día, aunque nos veamos frágiles y agobiadas. Cristo está uniendo cada pieza de nuestra vida para hacer de nosotras una obra preciosa. Él es Aquel pintor que después de contemplar Su obra maestra se llena de profundo gozo al saber que aquello con lo que empezó ha terminado en algo hermoso a la vista, y glorioso en su profundidad.

Dios está ahí, en cada momento de nuestro día y de nuestra rutina. Aunque no sabemos lo que nos depara el día a día, debemos tener por seguro, que aunque pasemos por un mar de aflicción o simplemente la carga del día, enfrentarla con los ojos puestos en Jesús, y descansar nuestra confianza y protección segura en Él, tendrá valor y significado. ¡Dios es fiel!

“..Corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.” (Hebreos 12:1-2)

Fuente: https://www.avivanuestroscorazones.com/blogs/mujer-verdadera/un-pensamiento-extraordinario-para-dias-ordinarios/


Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *