13

Oct

2015

Vi Sus cuerdas de Amor

Vi-Sus-cuerdas-de-Amor-Por-Massiel-Zapata

 
Hace aproximadamente un año supe que por primera vez se celebraría la Conferencia Mujer Verdadera en español y ¡en nuestro país! me gocé ante tal bendición. Sin embargo, el día anterior al inicio, la esperaba con cierto temor. Las últimas semanas estuvieron llenas de compromisos en mi iglesia y en el ministerio donde sirvo, así que pensar en otro fin de semana sin descanso era desalentador. Pero ya el mejor Maestro y Padre más amoroso había empezado a hacer Su obra en mi corazón. El día del inicio correspondía leer la siguiente porción:

“Entretanto la iglesia gozaba de paz por toda Judea, Galilea y Samaria, y era edificada; y andando en el temor del Señor y en la fortaleza del Espíritu Santo, seguía creciendo” (Hechos 9:31).

El Espíritu Santo me mostró el pecado de la queja así que en lugar de protestar por la falta de descanso, agradecí por las maravillas que está haciendo en mi país y permitirme ser testigo de ellas. Oré por la conferencia que empezaba en unas horas

¡Cuán grande es la paciencia de nuestro Señor! ¡Cuán inmensa fue la obra de Cristo a nuestro favor por la cual el Dios tres veces Santo pasa por alto nuestras muchas ofensas! ¡Y cuán grande Su amor! que aun con mi falta de agradecimiento, me permite compartir y testificar algunas de las enseñanzas que me mostró durante esos dos días donde claramente vi lo siguiente:

1. Dios es un Dios cercano: Nos atrae con cuerdas de amor y misericordia porque nos ha amado con amor eterno (Oseas 11:3; Jeremías 31:3). Y esas cuerdas son lo suficientemente poderosas y fuertes como para atraer a Sus hijas, sin importar nuestras diversas situaciones. Adolescentes, jóvenes, adultas, ancianas, casadas, solteras, divorciadas, viudas, inconversas… las combinaciones son infinitas pero donde te encuentres—aun si llevas más de una década conociendo a Cristo—, el Señor tiene el poder de alcanzarte allí donde estás, en tu situación, e impactar tu corazón con el Evangelio, rodearte con Sus cuerdas de amor corrigiéndote y consolándote. Por Su misericordia y gran poder, miles de mujeres experimentamos la realidad de Su cercanía.

2. La multiforme gracia de Dios mostrada en pecadoras redimidas: Las diferentes personalidades de las expositoras nos confirman que el Señor no nos llama a ser fotocopias, ni tampoco nos impone un prototipo específico que sea el “bíblico”. Dios nos conforma a la imagen de Su Hijo y nos llama a mostrar a Cristo con las distintas personalidades con que nos creó. Así se revela Su gracia multiforme, nos ministramos los unos a los otros y Él es glorificado de una manera hermosa.

3. Cristo es el centro: Jesucristo, Dios Encarnado quien murió en una cruz por pecadores y nos abrió el acceso al Padre, es la Respuesta a todas las preguntas, el Médico que cura todas las heridas, la Petición que siempre obtiene respuesta, el Auxilio que siempre está a nuestro lado, el Consejero que nunca se equivoca; el Amigo, el Esposo y el Padre que te hace falta, el más precioso Nombre que abre las puertas del Cielo y el Rey verdadero que permanecerá para siempre. Por un Salvador así, que además nos amó y nos ama hasta lo sumo ¿Será acaso algo muy grande abandonar aquellas cosas que interfieren en nuestra relación con Él? ¿No será un deleite conversar con Él a lo largo de todo el día, en lugar de elevar oraciones frías como si fuera otra obligación en una lista? Por amor a ese Cristo ¿No vale la pena decir sin dudar: Soy tu sierva, lo que digas, eso haré?

Pongamos los ojos en Jesús y así nuestras vidas serán un reflejo de esta oración:

Lo que más aprecio aquí, yo te entrego a Ti
Si así yo más cerca estaré.

Que vengan pruebas y dolor, días negros sin el sol
Si al sufrir, más como Tú yo seré.

Ambiciones te doy, posesiones también
Hoy mi vida la postro ante Ti.

Y si algún día de aquí Tú me mandas salir
Yo iré y te obedeceré.

Haz conmigo, Señor, lo que tengas que hacer
Pues yo como Tú quiero ser.

Haz conmigo, Señor, lo que tengas que hacer
Pues yo como Tú quiero ser.

Fuente: https://www.avivanuestroscorazones.com/blogs/mujer-verdadera/vi-sus-cuerdas-de-amor/

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *