Entrevista a Esteban Correa, creador de AvanzaPorMas

Hace más de diez años que Esteban Correa supo llegar a millones con sus mensajes de inspiración valiéndose del alcance que puede dar internet

Internet se ha convertido en el lugar preferido de muchos pastores y líderes, y también ha creado una camada de influencers cristianos, que son quienes no pastorean una iglesia tradicional, pero a su vez tienen influencia sobre miles de creyentes.

Hoy traemos una entrevista con este argentino creador de avanzapormas.com autor y productor, que ha trabajado por casi 15 años en transmitir mensajes por la web, aún cuando muchos de los ministerios más populares ni siquiera tenían un canal de youtube.

¿Qué fue lo que te llevó a empezar a transmitir mensajes por internet hace más de una década?

Recuerdo que era el año 2004 y recién comenzaban a popularizarse las conexiones de banda ancha, en esos días leí una nota que decía que en latinoamérica existía en los próximos años un potencial de 500 millones de nuevos usuarios de banda ancha. Eso fue lo que me hizo ver que el futuro de las comunicaciones sin duda estaría en internet y que poco a poco la televisión tradicional, la industria gráfica y la radio tendrían un cambio drástico. Ahí nació mi sueño de comunicar el mensaje de Jesús por la red, lo cual empecé unos años después. Antes de esto predicaba en las calles con grupos de evangelismo, repartimos tratados en las esquinas, hacíamos grupos de crecimiento, pero cuando me di cuenta que por internet se podía llegar a más gente, no lo dudé.

Siempre me atrajo la tecnología y las comunicaciones, desde pequeño ya soñaba con hacer cine de animación por computadora, pero en cuanto a difundir la palabra de Dios, cuando ni siquiera facebook era conocido en latinoamérica, ya se podía vislumbrar un futuro dominado por la red de redes.

¿De que se trata avanzapormas.com?

Comenzó en el 2007 con la idea de poder compartir mensajes que impacten e inspiren. Inicialmente subimos todo tipo de mensajes de ánimo, predicas, estudios bíblicos y reflexiones. No existían teléfonos inteligentes. El internet era 100% para computadoras.

Fue una época de pioneros, de empezar en un terreno fértil y poco poblado. Pero había mucha demanda de buscar contenidos de calidad y pude canalizar mis deseos de servir a Dios llegando a las personas publicando artículos.

También me enviaban contenidos distintos líderes, pastores y hermanos que querían transmitir el mensaje, me ofrecían material de todo latinoamérica, incluso grandes ministerios de California y Oklahoma me enviaban sus Dvd`s con largas conferencias y predicaciones.

Así comenzamos y era muy distinto a lo que es hoy, pronto llegó facebook, twitter, instagram y tik tok. Todo fue demasiado rápido; las cosas cambian constantemente en las comunicaciones por internet, hay que saber adaptarse, por ejemplo ahora es el momento de la expansión de las plataformas de live streaming.

Recuerdo que en esos inicios youtube ni siquiera te dejaba subir videos de más de 10 minutos, recién después de un par de años dejaron habilitar para videos largos. Fueron años de permanentes cambios.

¿Qué tipo de obstáculos encontraste en este camino?

Por una lado adaptarse a las cosas nuevas y por otro en aquellos tiempos muchos no se tomaban en serio el servir a Dios en internet, lo menospreciaban, algo que siempre pasa cuando surgen cosas nuevas.

Por ejemplo en el tiempo de la radio, los religiosos de siempre decían que eso lo manejaba “El príncipe de la potestad del aire”, por el tema de que las ondas radiales viajan por el aire. Luego cuando salió la televisión, fue “la caja del diablo”. Y Siempre pasó así con las cosas nuevas, podríamos decir además que en el mundo cristiano son mucho más cerrados en estas cuestiones.

Por eso no hay que caer en el mismo error cuando surjan cosas nuevas, imaginemos que cuando salieron las primeras guitarras eléctricas estaban mal vistas en la iglesia. Ciertos sectores del mundo religioso cristiano, siempre está oponiéndose a lo nuevo, señalando lo novedoso como algo peligroso o diabólico, pero con el tiempo todos se suben al tren y se olvidan de lo que dijeron. Y por supuesto que van a seguir surgiendo cosas nuevas, que ni siquiera hoy imaginamos, pero hay que saber adaptarse, no caer en esa misma trampa.

Los que son pioneros siempre sufren algo de este tipo de críticas, a mí me decían: “eso no es servir a Dios” o “eso no se cuenta por ministerio”. La religión siempre se levanta cuando Dios se mueve de formas nuevas, no saben adaptarse, se centran en “la tradición de los ancianos”. Pero como dijo Jesús, no se puede echar vino nuevo en odres viejos.

Pero en cuanto a las redes, esa etapa ya terminó, incluso es exactamente al revés, todo el mundo quiere más likes, más seguidores, crear más contenido, ahora todos quieren ser una celebridad de instagram o tiktok. Lo cierto es que Dios está pastoreando y evangelizando al mundo mucho más masivamente por internet, que de forma presencial.

Antes se llenaba un estadio y era wow, pero en cuanto a alcance, no se puede comparar el potencial que hay en internet. No sería muy práctico tener un millón de personas sentadas todos los domingos, pero Dios tiene todo preparado y en estos últimos tiempos, las transmisiones en línea son y serán el recurso principal para anunciar el evangelio del reino a todo el mundo.

Creo que en el futuro será al revés a lo que es ahora, los ministerios estarán enfocados principalmente en tener gran llegada por medio de las redes y el streaming y también estará el servicio presencial. Hoy una prédica del pastor en YouTube es normal que puede tener cincuenta mil visitas en unos días, cuando presencial tal vez no llega ni a dos mil personas.

¿Qué piensas de los nuevos influencers cristianos?

Creo que lo mejor está por venir y que Dios hará cosas impensadas en los próximos años con las transmisiones en vivo y las presentaciones editadas. Las producciones cristianas van a mejorar en lo artístico, en los formatos, en lo conceptual, en la innovación, todo va a mejorar. Y muchos de los que hoy se quedan con modelos viejos, van a ir quedando con menos influencia. La iglesia tiene que invertir todo en explorar el potencial de la creatividad y las transmisiones online.

Hoy encontrás que un joven de 25 años tiene más alcance con un celular en su casa, que un teólogo que salió del instituto bíblico y abrió una nueva iglesia presencial. No quiero decir que eso esté mal, sino que son cosas distintas, lo presencial cubre necesidades y siempre será necesario, pero Dios traspasa tiempo y espacio, y su mensaje no está limitado a las paredes que los hombres les quieran poner. Él se valdrá de todos los medios para llegar a cada rincón del planeta.

Estoy convencido que van a surgir muchos ministerios totalmente novedosos, creativos; que van a impactar al mundo con formatos audiovisuales, el mensaje de Dios nunca necesitó de forma excluyente el estar físicamente tocando a las personas, y esto no es nuevo. Las cartas apostólicas de Pablo, Juan y Pedro, fueron mensajes a distancia, ellos las escribieron una vez y transformaron la vida de millones de personas alrededor del mundo.

Una vez entendí que el apóstol Pablo llegó a más personas estando preso y escribiendo, que a lo que podía llegar personalmente. Fue necesario lo presencial, por supuesto, pero pensemos esto: ¿hasta dónde llegó Pablo con lo que escribió en la cárcel? a todo el mundo, a lo largo de toda la historia, hasta el día de hoy.

En los tiempos bíblicos el “internet” eran las cartas escritas a mano, este fue el medio que Dios usó por excelencia por siglos, hasta que vinieron los libros de imprenta y el acceso fue mayor, luego la imprenta se perfeccionó y fue por mucho tiempo el instrumento por excelencia del mensaje. Más tarde llegó la radio, usada grandemente por Dios, luego la televisión, que ha sido otro formidable canal de evangelización. Pero ahora todo se expande más rápidamente, la palabra de Dios está penetrando en la gente porque llega servida a sus manos con un smartphone.

¿Cómo ves a la iglesia en este tiempo?

Noto que la iglesia se ha vuelto un poco superficial entre los jóvenes sobre todo, tal vez sea por lo que general el mostrarse en las redes, que todo se ha vuelto muy visual, se está poniendo un énfasis exagerado en lo estético, en ser divertido, dinámico, entretener para que nadie se aburra y para que seamos una iglesia súper moderna y creo que está bien hasta cierto punto, pero hay que equilibrar las cosas. Creo que hay que ser excelentes en lo que hacemos y adaptarse a los tiempos que corren, pero nunca debemos olvidar que el arma más poderosa que tenemos como pueblo de Dios es la poderosa unción del Espíritu Santo, que es la que cambia verdaderamente la gente, la que llena los corazones. Tenemos herramientas irremplazables, como los nueve dones espirituales, tan poco enseñados y practicados en este tiempo. No podemos ignorar que estamos en medio de una batalla espiritual y a veces me parece que se forman cristianos algo básicos en cuanto el mundo espiritual, se usa mucha estrategia meramente humana, mucho evangelismo social, que no habla de la vida eterna, o de la liberación de las obras del enemigo, sino que es más bien un mensaje limitado a: “somos buena onda y Dios es bueno”, Pero yo veo en la biblia a un Jesús que a todos los que envió les dijo: “Y estas señales seguirán a los que creen…” Tenemos como desafío volver a la manifestación del poder de Dios a buscar al Señor para tener un fuerte impacto en la sociedad. El evangelista Carlos Annacondia decía, “cuando sucede un milagro, eso predica más que mil sermones”

El mundo puede marcar tendencias, modas, estilos de música, y nuevas costumbres, pero la iglesia tiene algo que el mundo nunca podrá igualar y es el mensaje que libera al cautivo, sanar el enfermo, restaura al herido, levanta al caído y hace de una persona derrotada, rota o enferma; alguien libre, con paz, que sale de la angustia, de la falta de propósito y alcanza todo lo que Dios tiene para ella.

Pasaste el millón de suscriptores en Youtube, ¿Cómo fue eso?

Llegar al millón en youtube compartiendo solo mensajes de revelación, biblia y devocionales creo que es algo grande, porque te podes hacer viral siendo polémico, provocando o difamando, pero no es lo que la gente necesita, lo que todos necesitamos es que el Señor transforme nuestra vida, nos levante, nos hable de verdad, creo que por eso se pudo llegar a este hito.

Poco a poco van a ir subiendo los que realmente hacen cosas para bendecir, por sobre aquellos que solo buscan ser el centro.

¿Qué otros proyectos tenés aparte de avanza por más?

Ir por formatos nuevos que no solo sean para dentro del ámbito cristiano, sino salir a evangelizar de una forma que esté a la altura de los tiempos que vivimos, por ejemplo el cine, la animación y las series, pueden ser una gran puerta para llegar a miles de personas usando una creatividad ungida, que impacte vidas, que la presencia de Dios esté en lo que hacemos. El enemigo está propagando sus ideas por estos medios de forma enorme, y nosotros no podemos mirar para otro lado, los cristianos también tienen que estar ahí.

Lo que podemos lograr hoy con la ayuda de la tecnología es impresionante, solo necesitamos enfocarnos y entender que tenemos que unir las dos cosas, los proyectos creativos por un lado, pero no olvidar que deben estar marcados con la presencia de Dios.

Aunque las sociedades y las culturas cambian constantemente, la necesidad de Dios es siempre la misma.

¿Qué consejos le darías a los cristianos que quieran impactar por internet?

Que no lo duden, Dios quiere usarlos, hay una necesidad urgente, pero que no pierdan el foco principal de que la gente necesita a Jesús sobre todo. No se trata de que vean lo “lindo que somos” o qué maravillosa es nuestra vida, eso no ayuda mucho. Como líderes o influencers, cuando nos dedicamos a eso, logramos que la gente se vuelva más frívola y superficial. Si contamos cosas nuestras o mostramos la intimidad, que sea solo inspiración genuina, no disfrazada, hay muchos jóvenes y adultos perdidos en la vida, sin propósito, sin motivación, sufriendo y necesitan nacer de nuevo, ser llenos del Espíritu, encontrarse con Dios.

Como iglesia tenemos una gran responsabilidad, por eso, si tienes un llamado y deseas compartir, enfócate solo en eso, no en inventar cosas llamativas para tener más likes, si quieres atraer gente, produce contenido de calidad, enfócate en tu don, en los talentos que Dios te entregó, en lo que te apasiona compartir, si te perfeccionas solo en eso, vas a impactar. Lo demás viene por consecuencia.

Comentarios

2 Comments

  1. Patricia

    30 septiembre, 2021 at 12:13

    Decir que he sido por años su fan es decir poco, más de muchas veces ha llegado la palabra precisa en el momento justo,y de verdad una palabra en nuestras vidas,viva y eficaz ha provocado el cambio.
    Quisiera felicitarles, abrazarles ,bendecir sus vidas..desde el fin del mundo..Chile..

  2. Patricia Garcia

    30 septiembre, 2021 at 14:01

    Me siento bendecida y honrada de seguirlo como un gran guía espiritual y de recibir sus devociones e información que me han ayudado a crecer y fortalecer en la fe. Felicitaciones por la entrevista…….muy merecida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *