16

Mar

2015

Cuatro Pasos para Derrotar a los Gigantes

RICK-WARREN-Cuatro-Pasos-para-Derrotar-Gigantes

 

“Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del Señor Todopoderoso… Hoy mismo el Señor te entregará en mis manos… y todo el mundo sabrá que hay un Dios en Israel.” 1 Samuel 17:45-46 (NVI)

¿Cómo vas a derrotar a los gigantes que te impiden ser el hombre que Dios quiere que seas? ¿Cómo vas a derrotar los temores que te impiden ser la mujer que Dios quiere que seas?

Si quieres ser una persona de gran fe con un gran sueño y una gran obra en la vida, debes hacer las mismas cosas que hizo David para derrotar los gigantes de la demora, el desánimo, la desaprobación y la duda.

  • Recuerda cómo Dios te ha ayudado en el pasado. David dice en 1 Samuel 17:37: “¡El mismoSeñorque me rescató de las garras del león y del oso me rescatará de este filisteo!” (NTV) El recordar las formas en que Dios te ha ayudado en el pasado, te da confianza para el futuro.
  • Usa las herramientas que Dios te ha dado ahora. David utilizó las herramientas provistas por Dios, que usaban sus fortalezas: “Después Saúl le dio a David su propia armadura… —‘No puedo andar con todo esto —le dijo a Saúl—. No estoy acostumbrado a usarlo.’ Así que David se lo quitó.Tomó cinco piedras lisas de un arroyo y las metió en su bolsa de pastor (1 Samuel 17:38-40a). No esperes por algo que no tienes: dinero, educación, conexiones. Usa las herramientas que Dios ya te ha dado para enfrentar con confianza a tus gigantes.
  • Ignora a los destructores de sueños. Más tarde en su vida, cuando otras personas hablaban contra él, David tuvo que animarse a sí mismo en el Señor: “David ahora se encontraba en gran peligro, porque todos sus hombres estaban muy resentidos por haber perdido a sus hijos e hijas, y comenzaron a hablar acerca de apedrearlo. Pero David encontró fuerzas en elSeñorsu Dios” (1 Samuel 30:6 NTV). El animarte a ti mismo en el Señor no es sólo una actitud mental positiva. Hay una confianza sólida como la roca en la gracia, la provisión, la seguridad y el poder de Dios.
  • Espera que Dios te ayude para su gloria. David sacudió el campo de batalla al gritar: “Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre delSeñor Todopoderoso, el Dios de los ejércitos de Israel, a los que has desafiado. Hoy mismo elSeñorte entregará en mis manos; y yo te mataré y te cortaré la cabeza. Hoy mismo echaré los cadáveres del ejército filisteo a las aves del cielo y a las fieras del campo, y todo el mundo sabrá que hay un Dios en Israel” (1 Samuel 17:45-46 NVI).

Tomé esta decisión cuando era un hombre joven. Una noche, en las montañas del norte de California, me arrodillé y dije: “Dios, no soy el más inteligente, ni el más educado, ni el más talentoso.

Pero voy a confiar en ti. Y en fe haré todo, siempre y en cualquier lugar, aun cuando no tenga sentido para mí”. ¡Y qué aventura ha sido mi vida!

Cada semana, me pongo en pie y hablo a una multitud que es cinco veces más numerosa que toda la población del pueblo donde crecí. Soy un chico de campo — con una honda.

Dios va a usar a quienquiera que confíe en él y espera ser usado por él, no por quién tú eres, sino para su gloria.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cuáles son los “gigantes” que se interponen entre tu y tu sueño?
  • Piensa en las herramientas que Dios te ha dado para cumplir tu tarea. ¿Las estás usando en toda su capacidad?
  • ¿Cómo quieres ser usado por Dios? ¿Esperas que él lo haga?

Escrito por Rick Warren
Es el fundador y actual autoridad pastoral de la Iglesia Saddleback Church, localizada en Lake Forest, California, siendo esta una de las ocho congregaciones más grandes de los Estados Unidos en la actualidad.
Fuente: http://rickwarren.org/devotional/spanish/cuatro-pasos-para-derrotar-a-los-gigantes


Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *