12

Oct

2013

¿Y si Dios me pide que haga algo que no quiero hacer?

Y si Dios me pide que haga algo que no quiero hacer

Cuando Dios te llama a hacer algo experimentarás un extremo dolor y agonía hasta que cumplas con Su mandamiento. La misión te come por dentro y la única forma de experimentar alivio es soltar el mensaje que Dios ha sembrado en tu corazón. Y una vez que has cumplido lo que Dios te ha demandado, te sientes la persona más liberada del mundo que Dios creó. ¡Qué gozo! ¡Qué felicidad! ¡Qué exultante delicia!

Si sientes el llamado de Dios, entonces te recomiendo que no huyas de Él si no quieres acabar en el vientre de un pez. ¿Recuerdas al viejo Hermano Jonás? Si intentas huir, Dios te alcanzará. Nadie escapa de Él -ni siquiera el demonio. Sólo mira a Jeremías. El hombre de Dios fue encomendado a predicar la Palabra de Dios a una generación rebelde. Cada vez que abría la boca era perseguido. Tal era su angustia, que llegó a dirigirse a Dios prometiéndole que nunca más volvería a pronunciar un mensaje del cielo. Pero cuando todo su ser se levantó contra el llamado de Dios, un poderoso fuego comenzó a arder dentro de sus propios huesos que le impulsaba a seguir predicando. No pudo resistir el fuego del Señor (Jeremías 20:9). Y la Palabra de Dios empezó a brotar de sus labios.

Cuando Dios te llama a hacer algo experimentarás un extremo dolor y agonía hasta que cumplas con Su mandamiento. La misión te come por dentro y la única forma de experimentar alivio es soltar el mensaje que Dios ha sembrado en tu corazón. Y una vez que has cumplido lo que Dios te ha demandado, te sientes la persona más liberada del mundo que Dios creó. ¡Qué gozo! ¡Qué felicidad! ¡Qué exultante delicia!

Así que, sé valiente. Sé fuerte. Sigue a Dios y deja que su llamado te guíe. No intentes escapar. Su gracia estará contigo. Su Espíritu estará en ti. Y si no quieres hacer lo que Él te ha llamado a hacer, solo tengo un consejo para ti: ¡hazlo de cualquier manera! Al fin y al cabo, ¿a quién le apetecería ser comida de sardinas?

____________________________________________________________
Escrito por Will Graham
Nacido en Belfast (Irlanda del norte), lleva seis años sirviendo al Señor en la nación de España. Se dedica al ministerio de la predicación itinerante además de ser profesor en el Seminario Evangélico Español (Córdoba).

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *