8

Mar

2014

Emotivo adiós de un padre que va a morir a su niña, en un video

Emotivo adiós de un padre que va a morir a su niña, en un video

“Eres mi pequeña niña Austin, te quiero tanto, tanto, nos vemos luego. Ella es mi pequeño manojo de alegría”, con estas palabras de cariño Nick Magnotti, de 27 años y enfermo con un cáncer terminal le habla a través de un vídeo a su hija Austin de siete meses, antes de morir.

“Hola, soy Nick Magnotti y tengo 27 años. Padezco cáncer de apéndice terminal. Y ésta es mi hija Austin de siete meses de edad”. Así comenzaba un estadounidense un emotivo vídeo de despedida a su pequeña que se ha convertido en el nuevo viral de Internet y en el que recuerda a Austin que “todo el mundo muere” pero que el es afortunada por poder despedirse de ella.

Lo curioso es que los medios “seculares” ocultan lo esencial de su mensaje: su profunda fe y seguridad en Dios, que expone claramente como cristiano. Es un creyente de fe evangélica que habla de una relación personal con Jesús como el eje en el que apoya su existencia presente y futura.

CINCO AÑOS DE MATRIMONIO

El 16 de agosto de 2008, Nick y Alyssa se casaron en la Lakeside Community Church (ahora Lifepoint, una iglesia evangélica) en Lake Stevens que pastoreaba Eric Spanglor.

Nick y Alyssa fueron padres cuando vivían en Seattle, cinco años después. Pero con 24 años le diagnosticaron un raro cáncer de apéndice en estado terminal (adenocarcinoma mucinoso). Después de luchar tres años contra la enfermedad (17 sesiones de quimioterapia, varias operaciones) el joven falleció este pasado 14 de enero. Pero antes de morir Nick quiso dejarle a su hija una grabación para que su hija le recordase.

Lejos de lamentar su suerte Nick, visiblemente emocionado, dice entre lágrimas que se siente feliz por poder disfrutar al máximo cada momento antes de morir, porque a diferencia de otras personas que mueren repentinamente sin esperarlo él puede planificar su vida y despedirse.

Ahora y gracias a este vídeo la hija de Nick podrá recordarlo siempre. Además su valor a la hora de enfrentar la muerte y su actitud positiva, será un ejemplo para muchas personas que padecen una enfermedad terminal.

«Eres mi pequeña Austin, te quiero tanto, tanto, tanto… Eres mi pequeño manojo de alegría», describe Nick desde el sofá de su casa. Quiero que sepas que tu padre amó a Jesús, y sé que El te cuidará cuando yo no esté, y que volveremos a vernos, dice Nick con sus palabras.

padre que va a morir a su niña, en un video

Nick le cuenta a su bebé que «hay gente que se ha levantado esta mañana para ir a trabajar y que no va a volver a casa y su familia no lo sabe». Austin ni se inmuta, se entretiene jugando con su peluche de elefante, sin ser consciente de que su padre no volverá a abrazarla ni a hacerle caricias mientras se duerme.

Su testimonio de optimismo ante la desgracia inevitable también se ha convertido en una forma de hacer ver al mundo la importancia de disfrutar del presente, y tener fe y esperanza ante la muerte.

Nick dice que tuvo miedo, que lloró, pero finalmente puede dar gracias a Dios porque se siente a pesar de todo “bendecido”, sin miedo a la muerte y sabiendo que “iré a un lugar mejor”. Y además, enfatiza, puede despedirse de los suyos y pasar con ellos sus últimas semanas de vida.

65783_N_27-02-14-22-32-29

Además destaca la actitud serena de Nick, cargada de esperanza y seguridad en una vida que el agradece a Dios, que le llena de paz, y se le escapan las lágrimas al explicar su encuentro con Dios, con Jesús. Como cristiano, dice, no teme a la muerte porque espera la salvación tras ella.

Fuente: http://www.protestantedigital.com/ES/Qfamilia/articulo/17942/Emotivo-adios-de-un-padre-ue-va-a-morir-a-su-nina

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *