20

Dic

2014

La cuestión de la edad en el equipo de alabanza

German-Sanchez---La-cuestión-de-la-edad-en-el-equipo-de-alabanza

Son personas fieles, se aprenden las canciones, los arreglos musicales, son puntuales, con buena actitud, pero tienen algo en su contra: su cabello está blanco, sus arrugas no las pueden disimular.

Con la excusa de que están haciendo cambios para mejorar la imagen del equipo, hacerlo más juvenil, les dicen adiós. Peor aún, en algunas ocasiones ni siquiera les dicen la verdad, simplemente los quitan del equipo.

Quiero compartir un artículo escrito por Manuel Luz que habla justo acerca de este tema. Me parece muy necesario hablar de estas cosas.

Escenario 1: Un pastor de alabanza desempleado va a una entrevista en una iglesia. Parece el candidato perfecto. ¿Cuál es el resultado? “Eres perfecto,” le dijeron. “ Pero francamente estamos buscando a alguien más joven”.

Escenario 2: Llegó un poco tarde a nuestra reunión mensual de pastores y líderes de alabanza, pero eso no le detuvo de compartir lo siguiente. “Tengo una situación y quiero sus opiniones, “tengo una abundancia de músicos visitando mi iglesia, ellos son muy buenos y quieren ser parte del equipo de alabanza”.

“Suena muy bien, ¿cuál es el problema?” le dijimos.

Su respuesta nos tomó por sorpresa, “vienen de otra iglesia en nuestra área. Dicen que en su iglesia nos los quieren usar porque se ven muy viejos”.

Estoy presenciando una tendencia creciente en algunas iglesias en estos días. Se retiran discretamente a líderes de alabanza y músicos de edad a favor de personas de aspecto más joven. Y permítanme ser claro en esto: Yo no tengo nada en contra de liderazgo joven, creo firmemente que es una parte muy importante del ministerio el discipular y capacitar a hombres y mujeres jóvenes para servir y dirigir la adoración en nuestras congregaciones. Ellos traen una expresión fresca, creativa y necesaria para la iglesia. La cuestión es que estoy viendo cada vez más a gente que son fieles, sabios, con el corazón correcto, músicos de edad madura con talento y líderes, tanto profesionales y voluntarios, que están siendo “retirados” del ministerio por este motivo.

Obviamente hay una gran variedad de factores complejos involucrados, desde los enfrentamientos en el estilo de liderazgo y la visión de la iglesia a las personalidades y salarios (sí, los pastores de alabanza más experimentados se les paga más que los menos experimentados). Y los que tienen temperamentos artísticos pueden ser extravagantes y de espíritu libre y establecen sus formas de hacer las cosas, lo que parece menos aceptable entre más viejo se pone. Así que los problemas son más grandes que una simple discriminación por edad. Sin embargo, es desalentador ver la actuación de la iglesia como si fuera una fría compañía disquera.

Si su definición de iglesia es aquello que sucede los domingo por la mañana exclusivamente, entonces tiene sentido que los recursos, la programación y el personal esté orientado hacia un evento, y lo que se presenta ese día como por ejemplo: cuenta regresiva de los servicios, las máquinas de humo luces láser, etc. La creación de su marca se convierte en una parte importante de una eclesiología orientado a eventos, y que sólo tiene sentido utilizar un equipo de adoración demográficamente homogéneo (por ejemplo, los modernos jóvenes o rockeros modernos) para inculcar aún más su marca.

Pero si su definición de iglesia es una comunidad de personas que aman y siguen a Jesús, entonces es menos acerca de la programación y más información sobre la creación de una comunidad de discípulos. No es que el servicio no importa, porque si ayudan mucho los elementos antes mencionados, pero el enfoque del servicio es muy diferente. Su servicio sería más un reflejo de la comunidad que ya está ahí. Y su equipo de alabanza puede ser más un reflejo de su familia- iglesia, con personas de la tercera edad tocando junto a los adolescentes y los treinta y tantos años. Ciertamente no es una imagen al estilo MTV, pero tal vez se parecería más a la iglesia.

El asunto está en que, en un esfuerzo para crear servicios más atractivos, algunas iglesias están realmente buscando más y más parecerse a la cafetería de la escuela secundaria. Nadie quiere que el chico fuera de moda se siente en su mesa. Al menos, no en la mesa del equipo de alabanza.

¿Qué vamos a modelar cuando sólo la gente “chévere” o de “moda”, dirigen la adoración? ¿Qué es lo que realmente valoramos cuando retiramos silenciosamente a esos músicos “maduros”? ¿Y qué estamos diciendo a los crecientes segmentos de mayor edad de nuestra congregación cuando ponemos un límite de edad sobre aquellos que están en el escenario? ¿Los estamos valorando, sirviendo y fortaleciendo? ¿Cómo vamos a modelar las relaciones generacionales? ¿Qué estamos ganando realmente cuando una iglesia deja de mirarse como la iglesia?

Con este artículo no quiero generalizar que todas las iglesias está haciendo esto, pero sí creo que está sucediendo cada vez más en iglesias influyentes, de las que muchas otras iglesias siguen el ejemplo.

Esto es lo que quisiera ver en los equipos de alabanza: los guitarristas más viejos y más jóvenes que están compartiendo las canciones de su generación. Bateristas de mayor edad que estén dispuestos a aprender los estilos modernos, y los bateristas más jóvenes dispuestos a aprender de los más antiguos. Los miembros del equipo orando unos por otros, cuidándose y amándose. Hombres y mujeres jóvenes siendo desarrollados para dirigir a la congregación. Personas de diferentes edades, sexos, etnias y preferencias estilísticas, reuniéndose para hacer buena música para nuestro Dios, tanto en el escenario como en las bancas. La gran diversidad de la Esposa de Cristo adorando al Autor de la diversidad.


Escrito por Gherman Sánchez
Fuente: http://www.directordealabanza.com/2014/06/09/la-cuestion-de-la-edad-en-el-equipo-de-alabanza/


Comentarios

1 Comment

  1. Stefany

    20 marzo, 2015 at 20:22

    Pagar? A que se refiere con eso? Se supone que el servicio uno lo hace porque le nace del corazón, no porque le pagan!Por Dios, no estoy de acuerdo con eso! Por eso es que mucha gente crítica a las iglesias! A nadie se le paga por el servicio en una iglesia, por eso se llama servicio!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *