21

Jul

2014

Megan, bebé milagro, ‘tu embrión vieron Sus ojos’

Megan Hui bebé milagro tu embrión vieron Sus ojos

 

Michelle Hui y su esposo Ross estaban felices de un nuevo embarazo tras tener dos hijos. Pero esa alegría pronto se convirtió en dolor cuando sufrió un aborto espontáneo (involuntario) en la sexta semana de embarazo. 

A Michelle le dieron una píldora para limpiar el interior del útero, que también es utilizada como abortiva (aunque en este caso, no era esa la intención). Cuando los médicos realizaron una ecografía previa al legrado, detectaron el latido de un pequeño corazón.

No sabían hasta ese momento que Michelle había tenido un embarazo de gemelos.Inexplicablemente uno de los dos bebés sobrevivió tanto al aborto espontáneo como a la píldora abortiva.

Megan nació hace cinco meses y está completamente sana, sin ninguna consecuencia ni efecto secundario de la terrible experiencia que ha pasado.

EL TESTIMONIO DE LA MADRE
“El aborto espontáneo y tomar la píldora abortiva fue una experiencia terrible”, explicó Michelle al Daily Mirror. “Los diez días que pasaron desde que sufrí el aborto hasta que volví al hospital fueron unos días para mí borrosos. Más al saber que tenía que volver para que me hicieran un legrado, estaba destrozada. Pero entonces vi a ese pequeño latido, y pensé que no podía ser verdad. Después de todo lo que habíamos pasado, no me atrevía a hacerme ilusiones”.

“El ginecólogo salió y regresó con un médico de más rango y experiencia, que repitió la ecografía, y luego me dijo: ‘No vas a creerlo. Estamos viendo el latido de un corazón’ Fue la mejor sensación del mundo”.

Ahora Megan está bien. “Ella es un bebé lleno de salud. Los médicos dijeron que era un milagro. Nunca habían oído hablar de algo parecido. Alguien había estado mirándonos desde arriba” añade Michelle.

De otra forma, David lo expresa poéticamente en uno de sus salmos cuando dice “Mi embrión vieron tus ojos” (Salmo 139:16, “Mi embrión vieron tus ojos. Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas.”)

La familia se regocija al hablar de su “bebé milagro”, como la llama Michelle. Añadió que todo el proceso de sufrimiento les ha unido y les ha hecho “más fuertes. Yo no habría sido capaz de pasar por todo esto (en la parte de dolor) si no hubiera sido por mi marido y mis dos hijos.”

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *