13

Ene

2015

¿Sabes lo que es un suspiro?

Dante-Gebel---Sabes-lo-que-es-un-suspiro

 

“¿Sabes lo que es un suspiro?”

“Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más. Si supiera que esta es la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente. Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo te diría “Te quiero” y no asumiría tontamente que ya lo sabes. Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero y que jamás te olvidaré” (Gabriel García Márquez)

– Papá ¿Tienes tiempo para mi?
– Siempre, hija.
– ¿Nunca te sentiste que estás con alguien pero a la vez te sientes solo?
– Muchísimas veces. Pero aprendí que si algunas personas se alejan o se desconectan de ti, no hay que ponerse triste; es la respuesta de Dios a tantas veces que le pedimos “Y líbranos de todo mal, amén”.
– Ja ja! Hablo en serio. Duele que a veces quienes están a tu lado no te valoren como debieran.
– Toda mujer merece a un hombre que la mire todos los días como el primer día que la vio. Si no cuentas con eso…mejor que ni pierdas el tiempo, m’hija.
– Ya lo se. Solo que tal vez con el tiempo, quizá el haya cambiado un poco…
– La gente no cambia, solo se cansa de fingir.
– Es que yo quiero estar enamorada!
– Ese es tu problema, nena. El amor no es algo que queramos sentir, es algo que sentimos sin querer.
– ¿Me estás diciendo que no importa el tiempo en que llevamos juntos?
– En la vida hay que dejar huellas, no cicatrices. Si tu novio te produce mas dolor y dudas que felicidad, no te merece. Punto. No le des mas vueltas.
– Yo también reconozco que soy un poco complicada, y que tengo un carácter algo fuerte; no soy la típica mujer que a todo le dice “si”, y tal vez por eso discutimos mucho.
– Una mujer inteligente es todo aquello que un hombre mediocre no quiere tener a su lado. Lo que mas seduce a un buen hombre, es la inteligencia femenina.
– Tu lo dices porque soy tu hija.
– Yo lo digo porque conozco algo de mujeres y reconozco la inteligencia cuando la veo, y la venero.
– Yo traté de explicarle a el lo que necesito para ser plenamente feliz…
– No quiero decepcionarte, hija, pero si no comprende una mirada, tampoco comprenderá una larga explicación.
– Es que lo único que le pido es que me sea sincero!
– Si buscas una conversación sincera, habla con un niño. Los adultos solemos ser mas hipócritas; no abundan aquellos que abren el corazón sin reservas.
– Tu siempre fuiste sincero, papá.
– Pero no te creas que así fui siempre; solo que me estoy poniendo viejo. Por mucho tiempo fui todo lo que pude, ahora soy todo lo que quiero. Lo que piensen acerca de mi…ya no es asunto mío.
– Tienes razón. Y lo peor es que cuanto mas el me ignora, mas nos desconectamos. Conmigo no funciona el “Te ignoro para que te enamores”, a mi me prestas atención o te desapareces de mi vida para siempre!
– Siempre fuiste muy sensible y necesitada de amor…desde chiquita.
– Toda la vida! Y no pienso cambiar a esta altura.
– Y no tienes que cambiar, eso es lo mejor que tienes. Algunos hombres matarían por amar a una mujer sensible y necesitada de afecto. El hecho que las medusas hayan sobrevivido 650 años sin cerebro, es una gran noticia para algunos varones…incluyendo a tu novio.
– Ay! No seas tan malo!
– No es que sea malo; mi mayor sueño es que te enamores de alguien que de verdad te merezca; tienes mucho amor para dar. No pierdo la esperanza que algún día cercano puedas decirle a alguien: “Te amo con todo mi alma y por primera vez, no me importa no saber por qué”. No hay razones para enamorarse de verdad.
– A mi también me gustaría pensar en alguien así, alguien que siempre me haga bien, alguien que cambie hasta mi ánimo, solo con verlo.
– ¿Ves lo que te digo? No estás enamorada de tu novio. No pierdas mas tu tiempo ni se lo hagas perder a el. El mayor error que puede cometer un hombre es darle a otro la oportunidad de hacer reír a su chica…y el no te ha sabido hacer reír, o por lo menos perdió esa facultad.
– Tienes razón, papá. Pero tampoco pasó nada grave entre nosotros; solo que se fueron sumando pequeñas cositas…que se yo.
– Si lo sabré. Son los pequeños detalles los que enamoran o decepcionan a una mujer. Sigue mi consejo: Date el tiempo que haga falta y alguien que realmente valga la pena lo invertirá en amarte y cuidarte. Espera hasta enamorarte de alguien de modo que cuando lo veas, solo tengas ganas de abrazarlo y no soltarlo nunca más.
– Dicho así, suena tan lindo…
– Es que vale la pena esperar por lo que vale la pena tener, hija! Vas a terminar junto a una persona que te mantenga enamorada hasta el fin de tus días, y muy en el fondo, yo se que lo sabes.
– Me conoces demasiado…
– Soy tu padre ¿no? Déjame preguntarte, al noviecito este…¿Lo extrañas cuando no estás con el?
– No se…no estoy segura. A veces prefiero estar sola.
– ¿No estás segura? ¿Prefieres estar sola? Cuando te enamores de verdad vivirás extrañándolo! Estar sin el es como si te desconectaran del respirador! Cuando el tenga que viajar o irse lejos sentirás que una parte de ti se va con el! Yo siempre lo dije: En los aeropuertos se ven besos mas sinceros que en las bodas. Y los muros de hospitales han escuchado oraciones mas reales que las Iglesias.
– No puedo creer que vine a contarte lo que creí que era una pequeña crisis y ahora resulta que voy a terminar cortando con mi novio!
– Es que en eso eres demasiado mujer, te pareces a tu madre. Te preguntas si a lo mejor esto que conoces es el verdadero amor y si acaso estás cometiendo el error de dejarlo ir, pero te doy mi palabra que no lo es; lo puedo leer en tus ojos. Confía en mi. Soy tu padre y nunca te he mentido.
– ¿Me estás diciendo que no debería perder las esperanzas de encontrar un amor soñado?
– Te doy mi palabra. No será tu primer amor, pero si la mejor de tus historias. Y aparecerá sin que lo busques. No será el primero que te haya besado, pero si el último que lo haga.
– ¿Estás seguro que me puedo enamorar de alguien así?
– Una mujer seductora como tu, siempre deja algo en la mirada. Una mujer simpática como tu, deja algo en la sonrisa. Una mujer misteriosa como tu, deja algo en la imaginación. Y una gran mujer como tu, deja esencia en el corazón. No te conformes con menos de lo que te mereces, mi vida. Alguien al que no puedas dejar de extrañar nunca.
– …
– ¿Qué fue ese gesto, hija?
– No fue nada. Solo suspiré.
– Hasta en eso me das la razón. ¿Sabes lo que es un suspiro?
– Supongo que me lo dirás…
– Es el aire que te sobra por alguien que te falta.

Fuente: https://www.facebook.com/dantegebel/photos/a.423854275235.216109.26069165235/10152710221695236

Comentarios

1 Comment

  1. Peggy Warton Yumbato

    31 marzo, 2015 at 14:08

    No conocia esta lectura, y agradesco a Dios habermela puesto cuando necesitaba una respuesta… es como si yo estuviera conversando con él. Estoy conmovida y feliz

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *