8

Ene

2017

Un Pueblo Lleno de Fe

un-pueblo-lleno-de-fe-por-david-wilkerson

 
“Antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios. Pero sin fe es imposible agradar a Dios” (Hebreos 11:5-6). ¿Qué era lo que tenía Enoc que agradaba tanto a Dios? Era que su andar con Dios produjo en él el tipo de fe que Dios ama.

A través de la Biblia y de toda la historia, aquellos que caminaron con Dios se volvieron hombres y mujeres de fe. Si la Iglesia camina diariamente de la mano de Dios, en comunión continua con Él, el resultado será un pueblo lleno de fe.

Algunos llevan a cabo seminarios de fe, distribuyen grabaciones y citan escrituras acerca de la fe, todas son acciones que tratan de producir fe. Y es verdad que “la fe viene por el oír, y el oír por la palabra de Dios” (Romanos 10:17). Pero Jesús es la Palabra. “La letra mata”, dice la Escritura en 2 Corintios 3:6. Sin intimidad con Jesús, la letra produce una emoción muerta, egoísta y exigente que no es fe en absoluto, y Dios odia aquello. La fe viene por oír Su Palabra y caminar cerca de Él. ¡No por predicar sin practicar! Este caminar íntimo con Dios es lo que falta en la Iglesia hoy. La fe es conocer realmente quién es Dios, familiarizarse con Su gloria y majestad. Aquellos que le conocen mejor, confían más en Él.

Muéstrame un pueblo que camina cerca de Él, que odia el pecado, que se está desprendiendo de este mundo y llegando a conocer Su voz, y verás a un pueblo que no necesitará mucha predicación y enseñanza acerca de la fe.

El caminar de Enoc con Dios no habría valido la pena a menos que produjera una fe correspondiente en constante crecimiento . “Por la fe Enoc fue traspuesto” (Hebreos 11:5). ¡Qué verdad tan increíble! Toda su fe estaba centrada en el gran deseo de su corazón: ¡Estar con el Señor!

Escrito por David Wilkerson
Fue fundador y pastor principal de la Iglesia de Times Square, en Nueva York, y de las organizaciones cristianas Teen Challenge (“Desafío Juvenil”) y World Challenge, Inc. (“Desafío Mundial”). Quizás más conocido por sus primeros años de ministerio Dedicado a jóvenes drogadictos y pandilleros en la ciudad de Nueva York, tal como fue publicado en su best-seller “La Cruz y el Puñal”.
 
Fuente: https://worldchallenge.org/node/14994

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *