5

Nov

2012

Esculturas de arena para evangelizar en la playa

En la villa costera turística de Ocean City en Maryland, Estados Unidos se puede encontrar sol, arena y multitud de personas con ganas de vacaciones. Pero ¿Quién no se sorprendería de descubrir una réplica del Arca de Noé en la arena?

Esa es una de las obras temporales, construidas en la arena, realizadas por Randy Hofman, un pastor evangélico y escultor que cada verano construye unas quince obras en la playa de Ocean City. Sus figuras favoritas son las escenas bíblicas, con las que pretende llamar la atención de la gente. Algo que por supuesto consigue.

 

Escenas del evangelio

No es extraño encontrar el rostro de Jesús sobresaliendo de una enorme pila de arena. El artista suele reflejar, sobre todo, momentos de la vida de Jesús: la última cena, la crucifixión o la resurrección se reproducen cada verano en la arena de la playa.

“Se llega a la gente”, dijo Hofman, al describir su trabajo. Hofman, de 60 años, ha esculpido escenas bíblicas y mensajes en Ocean City desde la década de 1980, a menudo con la ayuda de voluntarios de un ministerio local. Aprendió el oficio de otro escultor de arena bíblico, Marc Altamar, en la década anterior.

Criado como católico, Hofman fue una vez parte de la industria de la publicidad en Nueva York. “Simplemente no me sentía bien, pero vine aquí a la playa y cambié mi vida”, dijo. “Así que ahora estoy anunciando al Señor”.

Cada escultura de arena gigante requiere al menos un día entero de trabajo. Hofman y los voluntarios que le ayudan dedican a veces todo el día, desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche, para terminar una figura. Ahora mismo la nueva “Arca de Noé” sustituye una escultura de arena más antigua, que mostraba a Jesús en la cruz, y fue una de las tres esculturas que Randy había presentado recientemente.

Gran expectación

Estas obras atraen la atención de todos los que pasean por la costa de Ocean City. Algunos toman fotografías, otros simplemente pasan horas admirando el trabajo de Randy.

Hofman adorna cada una de sus esculturas con un mensaje conciso. En el “Arca de Noé”, la escultura, ha puesto esta frase: “Último aviso”. Randy dice que intenta transmitir un mensaje teológico “simple y optimista”. “Un poco de dulce hace más fácil tragar la medicina”, explica.

La obra de Randy Hofman puede verse cada verano en Ocean City. Una muestra de todo ello se encuentra en su página web personal, donde también promociona sus pinturas y otras artes que cultiva.

fuente: http://actualidad.noticiascristianas.me/usan-esculturas-de-arena-para-evangelizar-en-la-playa

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *