11

Jun

2012

Líderes evangélicos rechazan el apoyo de Obama al matrimonio gay

 Obama ha perdido el apoyo de gran parte de los evangélicos después de que el miércoles pasado se pronunciara públicamente sobre su apoyo a los ‘matrimonios homosexuales’. Tal declaración fue hecha en una entrevista con la cadena televisiva ABC en la que también reconoció que ese apoyo podría perjudicarlo entre algunos sectores del electorado.

Las Asambleas de Dios de EEUU (AG, por sus siglas en inglés), una de las denominaciones pentecostales más influyentes del país, ya han mostrado su oposición a la postura manifestada por el presidente. El Superintendente General de esta organización, George O. Wood, ha manifestado a través de un comunicado oficial: “La Biblia enseña claramente que el matrimonio debe ser un compromiso de por vida entre un hombre y una mujer”, y “a pesar de que se ha convertido en una moda el citar las escrituras groseramente fuera de contexto para servir a un propósito personal o político, todavía no ha cambiado lo que la Biblia dice claramente”.

Esta es una referencia clara a las palabras con las que el presidente Obama defendió el ‘matrimonio homosexual’. El presidente de EEUU dijo: “Las parejas del mismo sexo deberían poder casarse”, y esta postura se opone a lo que manifestó durante la campaña a la elección en 2008, cuando no apoyó esta reivindicación gay.

EL AMOR COMO JUSTIFICACIÓN
Para justificar su postura actual, Obama declaró a ABC News: “Michelle y yo somos cristianos practicantes… cuando pensamos en la raíz de nuestra fe, no pensamos sólo en el sacrificio de Cristo a nuestro favor, también pensamos en la Regla de Oro: trata a los demás como te gustaría ser tratado”.

Ante estas declaraciones del presidente, las Asambleas de Dios, que tiene más de tres millones de miembros en EEUU, han fijado su postura oficial sobre el tema, declarando abiertamente que “la creciente aceptación cultural de la identidad y comportamiento homosexual, masculino y femenino, es un síntoma de un trastorno más amplio de carácter espiritual, que amenaza a la familia, el gobierno y la iglesia… …la actividad homosexual de cualquier tipo es contraria a la moral de los mandamientos que Dios nos ha dado”.

Otros sectores evangélicos han apoyado y apoyarán la posición tomada por las Asambleas de Dios, que deja en claro que nada ni nadie puede estar por encima de la Palabra de Dios. No se trata de condenar a nadie por su orientación sexual, pero sí de declarar lo que la Biblia dice sobre cada conducta, situación, con amor, sin desprecio ni superioridad, pero con claridad, han apostillado sus representantes.

CONSEJERO DE OBAMA, EN DESACUERDO
Esta organización religiosa no es la única voz discordante con el presidente de los Estados Unidos. Joel Hunter, que es comúnmente considerado el consejero espiritual de Obama, ha manifestado su “decepción” con el razonamiento presidencial . “Es cierto que la Regla de Oro está en la Biblia, pero no es posible utilizarla para contradecir el modelo divino de matrimonio, reafirmado por Jesús en Mateo 19:4-5”, ha dicho.

A continuación también ha manifestado que aunque no está de acuerdo con la interpretación que hace el presidente de la Escritura en este tema crucial, no va a abandonar la amistad que los une. “Sólo voy a seguir diciendo lo que yo creo que la Biblia enseña y dejarle el resto a Dios”, afirmó.

AFROAMERICANOS
Menos de dos horas después de que Obama asegurara el pasado miércoles haber completado su “evolución” y llegado a la conclusión de que “las parejas del mismo sexo deben de poder casarse”, el presidente contactó a través de vídeo llamada a varios líderes religiosos, todos negros, para explicarse.

La reacción no fue monolítica pero en líneas generales respondió a lo que se esperaba: la decisión tomada por el presidente iba a hacer difícil su apoyo a la reelección.

Las encuestas dicen que el 49% de los afroamericanos en general se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo frente al 39% que lo apoya, según una encuesta de abril del Pew Research Center. Los números son contrarios en el caso de la población blanca: el 47% lo aprueba y el 43% es contrario. El voto negro fue decisivo en la victoria de Obama en 2008 y esa misma población acude regularmente a la iglesia evangérlica, donde la voz del pastor se escucha y se respeta .

El pasado domingo, apenas tres días después en diferentes congregaciones negras de EEUU sucedía lo más temía el equipo de la Casa Blanca: líderes religiosos anunciando a sus feligreses su rechazo a Obama. “Yo quiero a este presidente pero no puedo apoyar lo que ha hecho”, declaró Emmett Burns, pastor de Baltimore, a CNN. Según Burns, el apoyo de Obama a los matrimonios homosexuales le costará la reelección en noviembre.

En otras congregaciones, los líderes negros religiosos se mostraban prudentes y apelaban a la tolerancia. “Dios es amor”, apuntaba a CNN el reverendo Calvin Butts, influente pastor de Nueva York, quien no apoyó el punto de vista del presidente pero denunció a aquellos que ejercen la discriminación, la marginalización o el odio.

Un caso aislado ha sido el del reverendo y activista Al Sharpton que hizo pública una carta de apoyo a Obama y su posición frente a los matrimonios homosexuales en la que también pedía respeto pos todos aquellos que no sean de la misma opinión. “Habrá quienes usen este tema para dividir a nuestra comunidad”, advertía Sharpton. “Como pueblo, no podemos permitirnos tal división”, puntualizaba el defensor de los derechos civiles, conocedor de que estas elecciones se presentan reñidas.

En el otro lado del espectro político, el casi seguro candidato republicano a la nominación para la carrera por la Casa Blanca vio como su perfil conservador se veía reforzado por las declaraciones del presidente. Mitt Romney declaraba su frontal oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo: “Creo que el matrimonio no es otra cosa que la unión entre un hombre y una mujer”, dijo el ex Gobernador de Massachusetts, que ya entonces tuvo que pronunciarse también al respecto, ya que el Supremo de aquel Estado aprobó esas uniones por la vía judicial.

EL ELECTORADO
Si bien el mandatario estadounidense sigue aventajando a Romney entre el electorado en general y entre los independientes, el exgobernador de Massachusetts tiene el apoyo de cerca de siete de cada diez votantes evangélicos blancos.

Una encuesta fue divulgada un día después de que Obama se pronunciara públicamente sobre su apoyo a los ‘matrimonios homosexuales’, desvela que Obama tiene una ventaja “significativa” del 47 % frente al 38 % de Romney, aunque un 16 % de los votantes permanecen indecisos. Además, si las elecciones se realizasen hoy, Obama tendría el apoyo del 42 % de los independientes, frente al 37 % que se decantaría por Romney, dijo el sondeo.
No obstante, los votantes evangélicos blancos (“evangelicals”) dan a Romney un apoyo del 68 %, frente al 19 % que lo hace con Obama.El actual presidentetiene en cambio ventaja entre los “protestantes” (evangélicos de iglesias “históricas”, como la presbiteriana), con un 50 % frente al 37 % que apoya a Romney, mientras que entre los votantes no afiliados a ninguna religión, los porcentajes de apoyo son 57-22, respectivamente.

El sondeo demuestra que, en general, los votantes evangélicos blancos están abandonando sus reservas respecto al mormón Romney, o bien para votarle o -al menos- para no votar a Obama.

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *