27

Ene

2014

Soy invisible en el equipo de alabanza

Soy-invisible-en-el-equipo-de-alabanza-Gherman-Sánchez

Recientemente vi un video en internet acerca de una mujer que se sentía como invisible en su hogar, no le escuchaban y no se sentía apreciada. Esto me hizo pensar en las personas del equipo de alabanza que se sienten igual.

A continuación nombro algunas situaciones con las que te puedes sentir identificado:

– Cada vez que sugiero una canción nueva al director me dice que no es del estilo de lo que se canta en la iglesia.

– Levanto mi mano para opinar acerca de un tema y no me vuelve a ver.

– Soy el primero en llegar a la iglesia, los demás llegan tarde.

– Servía como director de alabanza suplente, ahora pusieron a alguien más y a mí nunca me explicaron por qué me quitaron.

– Ayudo en todo lo que se me pide y ni siquiera un “gracias” recibo.

– Tengo años de servir fielmente en el equipo y el pastor promueve a alguien más que no tiene ni un año de estar con nosotros.

– Conozco muy bien las armonías de las canciones y sin embargo le dan el micrófono al más joven del equipo, sólo porque se viste mas juvenil y tiene una mejor apariencia en el “stage”, aunque no se sepa las partes.

– No me dejaron cantar porque no traía los colores de acuerdo al código de vestimenta, nunca supe que lo habían cambiado.

– Solía servir al director en lo que me pidiera, ahora él trajo gente nueva y yo dejé de existir.

Estoy seguro que hay muchas situaciones más como estas que provocan un desánimo tremendo en tu vida. Ahora vas a los ensayos por “inercia”, para que no digan que te fuiste en rebeldía pero realmente no tienes la menor gana de ir, ya no es lo mismo, ya no disfrutas estar ahí, ahora te molestan hasta los mínimos detalles. Sientes como si fueras invisible.

Observen las siguientes imágenes:

Chartres cathedral home

chartres cathedral home

Kings College Chapel

Kings_College_Chapel

 Chateau-de-Chenonceaux

Chateau de Chenonceaux

 

¿Qué tienen en común estas imágenes? Que no se sabe quién construyó estas edificaciones. Los constructores terminaron sus obras  sin saber que notarían su trabajo. Trabajaron  todos los días. Algunos de ellos nunca vieron su obra terminada.

El video  habla de una historia acerca de uno de los constructores que estaba tallando una pequeña ave en el interior de una viga que iba a ser cubierta por el techo, y alguien se le acercó y le preguntó ¿por qué empleas tanto tiempo en algo que nadie nunca verá? El constructor le respondió: porque Dios lo ve…

No eres invisible para Dios, Él ve cada cosa que tú haces. Él ve todo lo que tienes que hacer para llegar temprano al ensayo, sabe que tienes hambre, que estás cansado y aun así vas a ensayar. El ve todo el tiempo que inviertes en aprenderte los arreglos musicales, ha visto tus lágrimas de frustración cuando sientes injusticia. Dios te dice que no eres invisible para Él.

Más que el reconocimiento público lo que buscamos es agradar a Dios. Es obvio que se siente muy bien cuando nos reconocen, cuando nos promueven, etc pero no dependes de esto para seguir adelante. Si traen a alguien nuevo y lo ponen en tu lugar entonces ve con esa persona y sírvele con todas tus ganas. No dejes que el orgullo te gane, aprovecha estas circunstancias para matar el ego, para ser una persona extraordinaria.

Dios es justo y no olvida. Si no recibes un “gracias”, no te promueven, dejan de usarte o no escuchan tus propuestas musicales no te preocupes, ten plena confianza que Dios ve tu corazón y te recompensará. ¿Cuándo?  No lo sé, pero lo hará. No importa que te tengan como una persona invisible en el equipo, no trabajas para la gente, lo haces para Dios, te sacrificas para Él. Permanece fiel en lo que te corresponde. La obra que empezaste será terminada y vista por Dios.

Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino,y confía en él; y él hará.

Salmo 37:4-5

Escrito por Gherman Sánchez.
Fuente: http://www.directordealabanza.com/2013/12/17/soy-invisible-en-el-equipo-de-alabanza/

Comentarios

1 Comment

  1. Yeisson gaitan

    6 noviembre, 2014 at 20:56

    Excelente, hay muchos así, lo peor es que muchos se van por eso.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *